LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Escaleta microdocumental: Historia de las redes

Tras una cortinilla en blanco que pone «Redes», partimos con un avatar de Paul Baran en bata blanca.

En 1964 Paul Baran recibió un importante encargo de la RAND Corporation, el think tank de científico de la defensa norteamericana: ¿qué estructura debían de tomar las telecomunicaciones de Estados Unidos para sobrevivir a la primera oleada de un ataque nuclear soviético?

Unos personajes empujan una pizarra hasta ponerla junto a él. Baran dibja una red centralizada, sobre el nodo central se forma un hongo nuclear, los vectores que salen de él desaparecen

Baran se dió cuenta de que en una red centralizada, la desconexión del nodo central destruye inmediatamente toda la red

Baran redibuja el nodo central y pinta nuevos links. Los mismos nodos en el mismo lugar se reconectan ahora como red descentralizada, el hongo estalla sobre el mismo nodo que antes, pero sólo se destruyen las conexiones que salen de él.

Una red descentralizada era en cambio mucho más robusta: al eliminar uno de los nodos localmente centralizadores la red no desaparecía completamente aunque algunos nodos quedaban desconectados y generalmente la red se rompía en varios trozos desconectados entre si.

El avatar de Paul Baran se rasca la cabeza y le sale una bombilita según la convención clásica del comic.

Baran se preguntó si no era posible definir una red cuya característica principal fuera que al eliminar cualquier nodo ningún otro quedara desconectado

Recompone el grafo como red distribuida y al estallar el hongo nuclear nada pasa en realidad con ella, la red sigue en pie con un nodo menos.

Llamo a este tercer tipo de redes redes distribuidas y propuso su uso para conectar entre si los ordenadores de las grandes universidades que habían recibido fondos de investigación de la defensa. Esa red, DARPANet, se conocería más adelante como Internet

Los personajes de antes se llevan la pizarra. El avatar de Baran quita la bata y aparece vestido al modo del siglo XVIII, se pone un tricornio. Los personajes de antes traen un cuadro con otro avatar que monta a un caballo llevando el correo postal.

Pero donde Baran veía ordenadores y cables, nosotros podemos ver todo un relato histórico. La red centralizada correspondería casi perfectamente a la estructura de las redes de postas que eran el principal sistema de comunicación hace tres siglos

La imagen vuelve a la red centralizada y esta se funde con el mapa del sistema de postas ibérico de 1720 (línea discontinua)..

En el sistema de postas cada carta enviada de un punto a otro tenía que pasar necesariamente por la capital, la ciudad central donde vivía el rey y estaba establecido el poder que literalmente permitía que unos lugares se conectaran con otros. Son los tiempos de la monarquía absoluta.

El avatar de Baran, a caballo recorre la red de Sur a Norte pasando por Madrid.

El sistema era especialmente rígido con las colonias americanas. En el Imperio Portugués por ejemplo, estaba prohibido construir caminos entre las distintas colonias brasileñas y para enviar una carta de Río a Bahía tenía que viajar hasta Lisboa sólo para volver por barco a América

El mapa se abre y mueve para convertirse en un mapa del Atlántico. Un barquito sale de Río, va a Lisboa y vuelve a Bahia…

No es de extrañar que los primeros periódicos estuvieran en los puertos y sus noticias principales fueran precisamente las llegadas y salidas de barcos.

El avatar de Baran aparece con un periodico entre las manos. Tras él un cuadro con el mapa de Francia con las rutas de postas en 1702 (y el cartelito «Postas francesas 1702»)

Pero los periódicos con opinión y noticias políticas estarán en las capitales, donde las noticias llegaban antes que a ningún otro lado a través del correo. De hecho todavía hoy la prensa llama «corresponsales» a quienes escriben fuera de la sede central del periódico

El mapa de fondo al avatar de Baran es sustituido por los mismos personajes arrastra-cuadros por el juramento del juego de Pelota y luego por un retrato de Robespierre.

Y cuando durante la revolución francesa aparezca la primera forma de los partidos políticos modernos, «los clubs», como el «club jacobino» de Robespierre, funcionarán exactamente igual: sobre un centro en París con corresponsales en la provincia.

Robespierre es sustituido por un busto de Marianne

Basado en el mismo sistema centralizado de comunicaciones, el modelo de estado al que darán lugar los partidos de la revolución francesa será tan centralista como el de la monarquía absoluta. De hecho, todavía hoy se conoce al centralismo extremo como «estado jacobino»

El avatar de Baran cambia el tricornio por un sombrero de copa y tras él aparece, en modo gigante y arrastrado por los mismos personajes, uno de los primeros telégrafos de Morse

Pero en 1844 Samuel Morse envía por primera vez una noticia a través de su «telégrafo eléctrico». Y en 1852, un joven emprendedor alemán Paul Julius Reuter, consigue conectar por primera vez París y Londres a través de un cable submarino. Su idea: compartir las cotizaciones de las bolsas europeas en tiempo real. Los «cables» de Reuter pronto llevarán noticias de todo tipo y no sólo los inversores, sino los periodicos locales comenzarán a comprarlas.

Cambia el fondo por un busto de Reuter primero y por un cuadro con esta imagen de tendido de cable submarino después.

Reuter pronto se dará cuenta del valor de sus «scoops», sus cables con noticias impactantes que llegan mucho antes que las crónicas que se envían por barco. Nace la agencia Reuter’s y en 1853 cuando estalla la guerra de Crimea consigue el apoyo del Almirantazgo y el diario «The Times» para tender su red hasta el mismo mar Negro donde ingleses, franceses, italianos, rusos y otomanos batallan por el control de las puertas de Asia.

Pasa por el fondo un cuadro con «La carga de la caballería ligera»

Con Crimea, el telégrafo lo cambia todo: al tener acceso rápido y directo el gobierno podrá dirigir la guerra desde Londres prácticamente en tiempo real, las bolsas se moverán al ritmo de los avances y retrocesos del ejército y lo que es más importante, los periódicos llevarán el debate a las calles y los cafés.

Pasan por el fondo vendedores de periódicos y nuestro avatar de Baran toma uno.

Las consecuencias políticas serán tremendas. La información que permitía tomar decisiones sobre el curso de la paz y la guerra pasa a estar al alcance de todo el mundo. La opinión pública presiona a los gobiernos en un nuevo ámbito. Los encargados de la política exterior, que se llaman hasta entonces «Ministerios o Secretarías de Estado» remarcando el carácter exclusivo que tenían, pasan a llarmarse «Ministerios de Exteriores» y los defensores del sugragio universal tendrán un nuevo argumento contra la idea de que las decisiones políticas debían mantenerse en la minoría informada.

Otros avatares compran periódicos y comienzan a protestar hacer corrillos. Uno de los avatares, con los rasgos de Carlos Marx, se sube a una caja y comienza a arengar a los otros.

No será el único gran cambio social que traiga el telégrafo. Es la época de los primeros movimientos sindicales. Los empresarios británicos se habían dado cuenta de que frente a una huelga pueden derivar producción a sus colegas en Francia o Bélgica rápidamente enviando un telegrama y comprando producción para no perder pedidos. Los obreros responderán convocando en Londres en 1863 a todos los movimientos obreros y radicales del continente con el objetivo de coordinar del mismo modo, osea telegráficamente, a los obreros de todo el continente. Nacía la AIT, la primera Internacional.

Baran se mueve hacia un lado de la pantalla, la cámara le sigue, desaparece el meeting del fondo y volvemos al fondo blanco pero con el cuadro de un gran mapa (en dibujo, seguramente el original no se vea bastante) con las rutas de la primera red internacional de telégrafos

El telégrafo mientras se extiende sin parar. Dentro de cada país convirtiéndolo en una gran red descentralizada y entre países transformando y extendiendo el sistema por todo el mundo. En 1866 se conectan Londres y Nueva York. En 1870 el cable llega a Bombay. En 1884 las grandes naciones europeas se reunen en Berlín para repartirse Africa: los nuevos imperios globales sólo podrán gobernarse a base de telegramas.

Por la izquierda de la pantalla aparecen, agitando banderas rojas, los avatares con gorrita obrera que dejamos en el meeting.

Y finalmente en 1889 se funda la II Internacional. Los partidos socialistas y socialdemócratas, los primeros partidos con participación masiva calcarán la estructura del telégrafo, organizándose en grupos territoriales que a su vez delegarán en nodos locales, estos a su vez en regionales y estos en nacionales que formarán la Internacional. El éxito es inmediato, la socialdemocracia alemana pronto alcanza el millón de miembros y representación parlamentaria. El modelo es copiado por todos los partidos, de todas las tendencias, hasta hoy.

La imagen se cubre con portadas de periódicos que ponen, «Elecciones», «Primera multinacional», «Estado federal» que finalmente desaparecen cuando están todos…

Se abre la época de la participación política de masas, de los periódicos populares y del sufragio universal. El estado se transforma, se descentraliza siguiendo la estructura de la misma red de comunicaciones. Los estados se federalizan, las empresas se dividen en divisiones y delegaciones regionales por un lado y se agrupan como multinacionales por otro. En la frontera del siglo XX el mundo entero toma su forma de la gran red descentralizada de comunicaciones que le alimenta

… dejandonos volver a ver a Barán frente a una gran pizarra con las tres topologías de red

El paso de las postas (o sea de la red centralizada) al telégrafo (la red descentralizada), supuso el fin del poder de filtro de un único agente sobre la información que recibían los demás. Con la red descentralizada vivimos la aparición del pluralismo y la democracia representativa universal, del sistema de agencias de noticias y periódicos moderno y del estado federal.

La imagen se enfoca sobre el tercer modelo, la red distribuida.

Un siglo después del éxito final del telégrafo, el mundo comienza a vivir una conmoción parecida: de las redes descentralizadas hijas del telégrafo pasamos a sentir el impacto de Internet, la primera gran red de comunicaciones distribuida.

La «cámara» se acerca al cuadro hasta fundirse con ella. Los nodos de la red distribuida se convierten en avatares en un espacio que se va haciendo 3D para representar la gran red social. Los avatares conversan unos con otros.

¿Qué significa? Significa pasar de vivir bajo el poder de filtro de unos pocos, bajo las identidades predefinidas por unos pocos, a intuir el fin de todo poder de filtro. Nacen la blogsfera y las redes masivas de movilización sobre teléfonos celulares. Dictaduras y democracias sienten el impacto por igual.

La imagen es cruzada por portadas de periodicos con fotos, que ponen «Dimite Estrada en Filipinas!», «Madrid 13M: Movilizaciones en la noche electoral», «El banlieu francés en revuelta!», «Ben Ali escapa a Francia», «Mubarak dimite». Cuando acaban de posarse, se retiran dejando ver de nuevo a la red de personas, ahora no ya avatares iguales sino diversos, con colores diferentes y estéticas diferentes.

En la deliberación a través de foros y blogs surgen redes transnacionales. La actualidad empieza a no poder definirse en las categorías del mundo del telégrafo como la nación o los partidos, las personas dejan de definirse en los grandes moldes de la época en que cada gran periódico representaba un modelo de vida y una ideología entre las que al final había que elegir para no quedar «desconectado».

La imagen se va abriendo hasta verse la forma esférica del planeta, las caritas convertidas en puntos unidos entre si por multitud de líneas de conexión que cruzan oceanos y territorios…

Con la extensión del uso de Internet y los teléfonos celulares entramos en el mundo de las redes distribuidas

«Escaleta microdocumental: Historia de las redes» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 20 de Febrero de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.