LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Facebook, el «efecto boy scout» y la necesidad de dar un canal articulado a la adhesión

El efecto negativo de los libros de cromos no es estructurar la adhesión, sino romper el paso de esta a la participación y la interacción. Se trata del «efecto boyscout»… pero hay maneras de superarlo

Hace tiempo que la gestión de usuarios de la Indianopedia está entre nuestras páginas diarias de salida. No entendíamos por qué pero todos los días, cuatro, cinco, a veces una docena de personas, creaban un usuario… que les resultaba completamente inútil pero que a nosotros nos complicaba la gestión de permisos para nuestros cursos internos.

Finalmente en Buenos Aires se nos acerca un amigo que ha tomado parte en un taller impartido por nosotros y nos dice: «ya me he hecho seguidor de las Indias en vuestra página». La primera reacción fue pensar «si no tenemos Google Friends, ni twitter, ni cuenta en facebook… ¿A qué se habrá adherido?».

La respuesta estuvo clara al día siguiente: había creado un perfil de usuario en la Indianopedia, sin darse cuenta de que ese perfil de usuario no le aporta, informa ni ofrece nada. Quería, y con él centenares de personas cada mes, hacer un «gesto» que la cultura de la adhesión ha convertido en la base de la socialización y la nueva netiqueta de la regresión dospuntocerista: decir «me gusta».

Como decimos siempre que explicamos el modelo de la pirámide del compromiso, la adhesión agrega poco valor. En nuestros experimentos y en los relatos sinceros de los organizadores profesionales de eventos, que más de un 15% de los que aceptan una invitación en facebook den el salto la la participación presencial, es decir, que tomen parte en una convocatoria o simplemente vayan a una fiesta, es ya todo un logro.

La dificultad en el cuidado y desarrollo de redes de personas está pues siempre en ese momento, en ese salto que es también el salto entre la lógica centralizada de la relación emisor/receptor y la lógica descentralizada del emisor/participantes/receptores. Una fase, no lo olvidemos, que vemos simplemente como un estadio previo al escalón superior de la pirámide del compromiso: la interacción que sólo puede darse en el marco de herramientas distribuidas porque las personas se relacionan en un plano de igualdad.

El efecto boyscout

Si tratamos la adhesión en la perspectiva de alcanzar la interacción, es decir, de alcanzar el mayor compromiso y valor en la relación con el mayor número de personas afines posible, las herramientas mal llamadas redes sociales, como facebook y otros libros de cromos, encuentran rapidamente un techo, son víctimas del viejo «efecto boyscout» del asociacionismo juvenil clásico.

Antes de la emergencia social de Internet, en los tiempos en que las asociaciones culturales y juveniles eran las herramientas principales de desarrollo y crecimientos de redes de afinidad, se conocía como «efecto boyscout» la incapacidad de una organización para ofrecer vías de participación o interacción a sus miembros a partir de determinado momento vital. El ejemplo clásico era el scoutismo: cuando los scouts llegaban a cierta edad se convertían en monitores y organizadores de actividades de los más pequeños. Entre los 18 y los 20 años los que habían sido «lobatos» en la infancia asumían nuevas responsabilidades y convertían los campamentos en una experiencia nueva acorde a las nuevas necesidades de su edad. Pero a partir de los 25 la mayoría ya había marchado sin saber muy bien por qué. El movimiento no tenía ya nada que ofrecerles. Con 25 años se buscan cosas nuevas en la vida que no suelen encontrarse en un campamento infantil.

El problema de fondo estaba en el mismo diseño de la organización y sus fines. Robert Baden Powell, su fundador se había apoyado en el escritor victoriano Ruyard Kipling para crear una simbología, un verdadero camino «iniciático» hacia la madurez inspirado en buena parte en su obra «El libro de la selva», un camino basado en los valores explicitados en su poema «If» y en la lógica social y étnicamente inclusiva relatada en su famoso «The Mother Lodge». Si Baden Powell compartía la idea de Kipling de que llegados a cierta edad los scouts continuarían lo que en la época se llamaba «su progreso moral» en organizaciones simbólico-filantrópicas, o si pensaba -por sus propios orígenes- en el servicio de armas, es un tema en discusión nunca zanjada desde entonces. Lo que parece claro es que uno y otro pensaban en los scouts como un eslabón, no como cadena. De hecho, cuando el sistema scout se globalizó adaptándose a distintas corrientes ideológicas -desde las parroquias católicas a los Macabim, de los mendigozales vascos a los pioneros comunistas- cada tendencia costruiría la cadena al revés, usando la parte scout como «cantera» cuya continuidad se orientaría de forma evidente hacia sus propias instituciones tradicionales.

Sin embargo, el movimiento scout independiente carecía de ellas, es más, nunca fue capaz de desarrollarlas. Durante década y media contribuía a construir un imaginario social y ético en unos niños a los que dejaría necesariamente huérfanos al acabar la adolescencia.

Del «efecto boyscout» de facebook a la construcción de un nuevo canal que permita el desarrollo de la relación de forma natural

El problema de los libros de cromos como facebook, es que han intentado sustituir y competir con la red en su conjunto, generando un modelo de socialización autolimitativo, empobrecedor y controlable. Facebook ayuda a construir los dos escalones inferiores de la pirámide del compromiso tanto como sirve de freno al desarrollo de la participación y la interacción. Se trata de un «efecto boyscout» perseguido intencionalmente en la búsqueda del control y la monetización máxima.

¿Y entonces? A ese nivel de la pirámide, necesitamos un canal que no se agote en si mismo y que visibilice al mismo tiempo a los que quieren mostrar adhesión sin obligarles a tomar un compromiso mayor… aunque dejándoles una puerta abierta para mayores profundidades.

«Facebook, el «efecto boy scout» y la necesidad de dar un canal articulado a la adhesión» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 3 de Abril de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.