LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Francia: de la algarada al swarming

En diez días, la torpeza calculada de Sarkozy y la diferencia de concepción y medios tecnológicos entre la policía y los “insurgentes” de las barriadas francesas, ha convertido la algarada en netwar. Ahora está a punto de entrar en la fase de swarming si no lo ha hecho ya.

¿Por qué dura ya diez noches la netwar callejera francesa? Los políticos franceses intentaron jugar la carta propagandística de “la violencia organizada” por un misterioso grupo desestabilizador. La conspiranoia se cae por su propio peso:

Difficile en effet d’imaginer qu’avec la double présence, dans les cités sensibles, des polices pour combattre le crime et des services de renseignements pour prévenir le terrorisme, l’État français ne soit pas en mesure de rapidement neutraliser – s’ils existent – ces inquiétants fauteurs de guérilla urbaine…

Pero hay algo de verdad en la idea de los conspiranoicos. No estamos frente a una explosión irracional de los barrios, sino frente a una forma contemporánea de violencia urbana organizada, la guerrilla en red surgida espontáneamente a partir de la repercusión de las primeras algaradas. La policía francesa que está sobre el terreno, lo vió claramente desde el principio y así lo declaraba a la televisión pública francesa:

Des policiers évoquent aussi l’”émulation” entre groupes, via des “blogs”, une compétition entre quartiers voisins ou la recherche d’une exposition médiatique.

Pero si la repercusión en los media servía de acicate, la existencia de un medio de comunicación distribuido permite la socialización del conocimiento y su acumulación exponencial. Como decían los técnicos de la policía:

En une semaine, ces petits groupes ont beaucoup appris : le moment où une grenade lacrymogène explose, la logique de progression des forces de l’ordre, qu’il est moins risqué et plus frappant de brûler une concession automobile que dix poubelles dans une rue, face à un cordon de CRS…

La torpeza y cabezonería de Sarkozy, o tal vez la convicción de que en el fondo le serviría como refuerzo frente a su público aunque calentara más los ánimos entre la otra mitad de la población o precisamente por éso, no hizo sino dar el tiempo y la cobertura necesarios para que conocimiento e incentivos alcanzaran la masa crítica. La algarada pasó a netwar urbana y desde el viernes, con el salto a “provincias” está a punto de desembocar en un swarming sin fin.

Diez días después censurar blogs que sirvieron para hacer explícita la estrategia emergente de las redes es como secuestrar el “Diario de Bolivia” del Ché en plena guerra civil nicaragüense. Inutil y tonto. Menos mal, dirán algunos, que no existe una esfera informativa europea, si no, esto ya habría saltado de país en país.

Ahora de nada vale hablar de inversiones que deberían haberse hecho hace mucho tiempo, ni montar el paripé de reuniones con los “chicos buenos” de los barrios. Ni mucho menos responder con tics gaullistas del anti68: convocar manifestaciones de simpatizantes -estéticamente reconocibles como parte de la carcunda– con alcaldes con banda y señoras en abrigo de piel, en apoyo de la ley y el orden.

Ahora hay que desactivar. Es decir, hay que mostrar caminos de acción política al tiempo que se reprime el vandalismo. Y hay que hacerlo antes de que la gran fiesta del swarming, el descubrimiento del propio poder en el marco de una movilización en red, se convierta en un caldo de cultivo para el reclutamiento a algo mucho peor.

El momento es ahora: el paso del netwar al swarming generalizado es crítico en un movimiento de este tipo, sobre todo cuando no hay debajo -todavía- una estrategia de poder y por tanto no hay posibilidad de negociar ni conseguir nada, es decir, no hay posibilidad de llevar nada a casa que demuestre que mereció la pena. En este momento de acumulación de conocimiento insurgente, el nihilismo implícito en la despolitización de la revuelta erosiona fácilmente la capacidad de acumulación de los activistas.

¿Sabrá el gobierno francés aprovecharlo? Sarkozy no, desde luego, juega su propio juego de fiscal duro de película americana, la polarización es su estrategia. Es, hoy ya, un riesgo para el estado. ¿Villepin?… ya veremos.


Muchas gracias a Fernando Tomás por ponerme a trabajar y a todos por la acogida que habéis dado a éste post; en especial a Carlos Farras, Fernando Berlín, Rafael Estrella y Fernando Flores por sus referencias en sus contribuciones sobre este mismo tema.

«Francia: de la algarada al swarming» recibió 1 desde que se publicó el Domingo 6 de Noviembre de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] que agregar sobre el swarming griego que no discutieramos largo hace 3 años durante el swarming francés, o mejor dicho francófono, porque precisamente lo que los brotes de revuelta fuera de Grecia […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.