LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Fumadores del mundo

Hoy estaba en la oficina fumandome un cigarro; era una de esos momentos además(sólo los fumadores pueden entenderlo) de gran tensión, en los que te falta una gota para coger la puerta y largarte, uno de esos momentos en los que dices “menos mal que fumo”. Ahí estaba yo, viendo ya las cosas de otra forma, disfrutando de mi pitillo, cuando una compañera ha pasado por delante de mí comentando: “a ver que haceís dentro de unos meses, cuando prohíban fumar en todo el recinto”. Reconozco que un escalofrío mezclado con algo parecido a la angustia me recorrió la espina dorsal por unos instantes. Me paso más de 9 horas metida en esta oficina, estamos en la undecima planta, no hay terraza y la azotea está cerrada. Entonces pasé de la preocupación a la indignación, alimentada ya desde hace tiempo por campañas como la del metro de Madrid. Estoy de acuerdo con que en el metro no se fume, yo nunca lo he hecho y acepto que se sancione al que lo haga. Pero algo muy distinto es esa ofensiva campaña, excesiva en todos los sentidos que presenta a los fumadores (no sólo a del los metro sino a todos) como a unos irresponsables sin entrañas que ponemos cigarros encendidos en la boca de ancianos, niños y embarazadas. Sin contar con la señalización de los suelos de los vestíbulos que parece esperar un desfile, y el bombardeo de rótulos y mensajes de voz. Lo peor es que esa agresividad en los mensajes debe estar provocando una especie de psicosis colectiva porque los no fumadores nunca habían estado tan sensibles, al menos por lo que yo he podido observar.
Pero esto no es grave; la cosa se pondrá realmente fea si de verdad prohiben fumar en cualquier sitio que no sea la calle o tu casa. Tiene que haber límites porque el humo es molesto para los que no fuman (no creo que sea tan nocivo como dicen) pero el prohibir fumar en bares, Cafés o restaurantes (en zona de fumadores) es demasiado. Será como en la época de la ley seca, solo que con lo escandaloso que es el humo, no se podrá disimular como el alcohol en una taza de café. ¿cómo lo llevaran los gerentes de los locales? Como apuntaba Andreu Buenafuente en su programa “si en Noruega salen a la puerta de los restaurantes para fumar y se van sin pagar, ¿qué pasará en España?” Además ya no valdrá eso de que los fumadores costamos mucho a la Seguridad Social; si nos obligan a fumar en la calle en pleno enero si que va a subir el gasto.
En fin, ya basta, tenemos derecho a hacer con nuestro cuerpo lo que queramos, a matarnos como queramos.

«Fumadores del mundo» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 20 de Enero de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.