LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Iberia mon amour

Me pregunto si la aerolínea Iberia factura lo suficiente con los billetes de primera clase como para obtener un balance positivo. Por como tratan a los viajeros de clase turista (el grueso de sus clientes) uno llegaría a la conclusión de que no los necesitan.

Lamentablemente, me temo que la razón es simplemente que hay mucha demanda para determinados vuelos y poca oferta. Por tanto, pueden ser absolutamente incompetentes y además permitirse el lujo de dar un trato desagradable. Necesito desahogarme:

  1. Elección de asiento

    En su infinito amor por la clase turista, Iberia decidió recientemente cobrar por la elección de asiento si esta se hace con antelación a la facturación. Como los billetes están por las nubes (jeje), total, que más dá cobrar un poco más. Ese pequeño placer que suponía elegir lugar en un espacio cerrado donde vas a estar sin estirar las piernas durante 12 horas fue eliminado sin contemplaciones de los servicios incluidos en el precio. Pero al menos, aún te quedaba la posibilidad de hacerlo en la facturación. Es menos satisfactorio pero todavía puedes elegir pasillo (como en mi caso) si eso te elimina estres en el viaje.

    Pero esta vez, en mi viaje al Río de la Plata, el sistema decidió elegir asiento por mi. Se salto el paso de elección de asiento, simplemente. El programa me comunicaba que yo ya lo había elegido. Sólo se olvidó de añadir que en otra dimensión espacio-temporal. Estos problemas relacionados con agujeros de gusano son difíciles de comunicar en los servicios web. Todo el mundo lo sabe.

  2. Penalización por ingeniería de escalas

    Los vuelos Madrid-Montevideo de Iberia están más altos que nunca. Por eso en mis dos últimos viajes he optado por volar a Buenos Aires desde donde se llega a muy buen precio a Montevideo en una hora por puente aéreo y en unas cuatro por barco.

    ¿Por qué es más barato volar a Buenos Aires? Las causas serán varias, pero seguro que tiene algo que ver que haya tres compañías áreas distintas para ir de Madrid a Buenos Aires en vuelo directo, mientras que solo hay una que lo haga a Montevideo: Iberia.

    Mostrador de facturación de Iberia:

    -Buenas noches, ¿tarjeta y pasaporte?
    -Buenas noches, aquí tiene. Al llegar a Buenos Aires tengo un puente aéreo con Pluna, por lo que quisiera que me enviaran mis maletas directamente a Montevideo
    -Por supuesto señorita, no hay problema, las maletas las recoge usted en su destino final
    (que mal suena eso)

    Veo mi maleta salir por la cinta de equipajes

    -Emm, perdona, pero en el ticket de equipaje de la maleta pone EZE
    -Sí, señorita
    -Eso es EZEiza
    -Sí señorita
    -Le dije que voy a Montevideo
    -Su billete dice Buenos Aires, señorita
    -Este billete. Le acabo de decir que tengo un puente aéreo para Montevideo
    -Ese billete no es nuestro, no le podemos facturar la maleta a otro destino que…
    -En el aeropuerto de Carrasco lo hacen. Continuamente. Con billetes sacados por separado, de compañías distintas. Nunca he tenido problema.
    -Eso es ilegal, señorita
    -Permíteme que lo dude
    -Se hace, yo sé que se hace, pero no es conveniente. Imagine que pierde el vuelo
    -Si la maleta no va directa desde luego que lo perderé. Tendré que esperarla, salir, facturar y volver a entrar
    -No podemos hacernos responsables de esa maleta, señorita
    -Pluna lo hace continuamente, hasta en vuelos con escala
    -No Iberia, señorita

  3. Siguiente pantalla: Embarque

    Es la una de la madrugada y el viajero de clase turista entra en el finger ya con dolores por todo el cuerpo (recordemos que el ciudadano corriente se levanta a menudo entre 7 y 8 de la mañana), además de los bultos de mano que ya quiere tirar por la ventana (debe ser por eso que en Barajas no hay) y los empujones, apretujones, pisotones y niños llorando de los vuelos con lista de espera.

    Es el mejor momento para detener la entrada dejándonos (en mi caso dentro del finger) 20 minutos exactos de pie (y de retraso en la salida) porque «el avión no está listo».

  4. Los efectos retardados del sistema de reserva de asientos

    Buena noticia! La web de Iberia no me dejó elegir asiento, pero sí al resto del avión, no funciona tan mal. Lo malo es que, aunque eligieron asiento, al emitir la tarjeta de embarque, el sistema les asignó otro de forma aleatoria. Como resultado, todas las parejas (el viajero de clase turista suele viajar acompañado) estaban separadas y al subir al avión trataron de reunirse, como es lógico. Otros 20 minutos de retraso (y fueron rápidos).

  5. ¿Falsas turbulencias?

    Además de castigarnos sin los tradicionales sandwiches de media noche (esos que te salvan del desmayo cuando te despiertas y faltan 3 horas para desayunar) por un problema de logística con el catering del vuelo de vuelta, responsable del retraso y con el que no tienen porque cargarme a mí (que no voy a tomar ese vuelo) dejaron sin desayuno a la parte final del avión.

    Por lo visto había turbulencias (yo no noté nada) y como previsiblemente iban a durar hasta la llegada (quedaba más de una hora) suspendieron el desayuno. Sé que son cosas de las normas de navegación aérea, precauciones, seguridad etc. pero por Dios!! que no sirvan líquidos, que no saquen los carritos y lo lleven a mano (solo quedaba por servir la cola del avión), cambien esa norma que el avión no se movió ni medio metro, no sean crueles!!!

Como se pueden imaginar, llegué una hora tarde. Afortunadamente, el aeropuerto de Ezeiza sigue funcionando y su amable personal buscó mi maleta y la llevó al avión de Pluna para que no perdiera el vuelo.

Mañana llega Manuel en Aerolíneas Argentinas, en la que teníamos todas nuestras esperanzas hasta que hoy, perdieron una azafata. No da mucha confianza dejarles el equipaje…

«Iberia mon amour» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 15 de Octubre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.