LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Ideología app

Aunque los grandes discursos estén siempre de fondo, no es el discurso el protagonista, sino el instrumento y es en la elaboración de instrumentos para problemas cotidianos, de apps vitales, donde seguramente va a estar la clave de la formación de comunidades y redes en los próximos años.

chante ton  bac d'abordEl último post de Caro nos lleva de cabeza a la constatación/previsión de un cambio generacional en marcha, seguramente tan profundo o más como fue el tardío emerger de la generación quincemista. Y es que como apunta Daniel Bellón en comentarios:

Si tienes ahora mismo 20 años, estás en crisis desde los 12 años, esto es, desde toda la vida. [La crisis para ellos] No significa nada. No sé como eso afecta a sus expectativas, pero, desde luego, no creo que tengan nada que ver con la generación de «sobretitulados» anterior.

El recorrido del nuevo militante global vislumbra un final. Y lo vislumbra globalmente. Resulta esclarecedor el enlace que compartía ayer mismo Caro sobre la visita papal a Paraguay que nos recordaba que el mensaje papal tenía un límite -teológico, de enfoque y fundamentos- en su capacidad de enfrentar el auge evangélico. Y resulta tanto más esclarecedor por cuanto resalta el papel de la practicidad en esa competencia.

francisco paraguayEn el culto evangélico los milagros testimoniados por los fieles y subrayados por los pastores no son simples testimonios de entrega y esfuerzo. Son también experiencias de haber recibido bendición en tanto solución del problema concreto. Bendiciones que superan los esfuerzos: en una iglesia evangélica la joven que debió cuidar a sus mayores hubiera contado que consiguió un trabajo que le permitía resolver mejor la situación, o que se destrabaron los trámites para obtener asistencia social. (…). En esos cultos los testimonios de un evangelio práctico incluyen otros bienes y otras vivencias, que su formato utilizable no es una lección sino una especie de aplicación que se incorpora inmediatamente al próximo paso vital

Aplicación. App. Micropráctica. Un pequeño instrumento específico que desbloquea una situación -no hace falta que la resuelva- y por asociación corrobora el constructo teórico entero. En este caso encontrar un trabajo se convierte en prueba del «amor de Dios», en el marco del resurgir de los grupos stalinistas una campaña para defender a un acusado o un campamento de verano se transforman en demostración del despertar de la clase obrera. En todos los casos habilidades concretas aprendidas en la iglesia/organización o relaciones establecidas en su seno ayudan a superar un impasse vital.

En los cultos evangélicos Dios ayuda donde el Estado y el mercado no resuelven del todo y donde la vida necesita un poco de empeño, que el testimonio curado por el pastor viene a inyectar. El evangelio práctico de los evangélicos incluye más ampliamente la vida cotidiana y se transforma en un recurso emocional que permite resolverla.

Pertenencia y demanda a la comunidad

Volvemos a la centralidad de la idea pertenencia pero desde un nuevo lugar.

Lo que buscan no es alguien que les diga cómo ser mejores sino cómo resolver mejor su vida, ya que encuentran en otros espacios voces que les dicen cómo orientar esa creencia.

Yes-we-camp-Spanish-RevolutionUno de los rasgos culturales más llamativos de la generación treintañera y del post-quincemismo social fue y ha sido la necesidad, la demanda constante, de ser reconocidos como «buenos». Una demanda de reconocimiento aparece una y otra vez en los relatos del cine, la TV y en los discursos políticos. La construcción del mito quincemista ha ido más allá del adanismo. Tanto que roza el solipsismo. Por eso no era necesario incluir «políticas de juventud»… que no fueran una imagen más de las reivindicaciones treintañeras. La representación político mediática de esa generación habla de ellos mismos como si no hubiera otros sujetos en el mundo o como si solo ellos importaran. La cultura treintañera es una cultura protagonizada estelarmente por el «yo» y apenas vestida en las grandes ocasiones de «nosotros». Es parte de una autorepresentación que subraya que son dignos de inclusión y que en consecuencia les posiciona como víctimas de una desgracia universal que convierte en distintivo cuanto hacen. No son emigrantes cualificados, son «exiliados»; no son políticos, son activistas; no hicieron una acampada en Sol, hicieron la «Spanish Revolution».

apps androidLa nueva generación crecida con la crisis parece que no necesita que le refuercen en su bondad y que la demanda de relato va más por ese «cómo resolver mejor su vida». Quieren hablar del «cómo» y que sea «un cómo» concreto, tangible, que puedan ejecutar por su cuenta sin necesidad de grandes esfuerzos conceptuales: una colección de apps, no un navegador. El navegador permite «demasiadas» opciones y sirve a más cosas de las que se plantean en lo inmediato. Por contra una app no te obliga a una definición global… Pero refuerza sin estridencias la pertenencia, la asociación con la red proveedora. Es decir, la insistencia en el instrumento es otra forma -un tanto miope- de buscar y absorber, app tras app, un marco de significados.

Así, aunque los grandes discursos estén siempre de fondo, no es el discurso el protagonista, sino el instrumento y es en la elaboración de instrumentos para problemas cotidianos, de apps vitales, donde seguramente va a estar la clave de la formación de comunidades y redes en los próximos años.

Los dos mundos en conflicto: descentralizado vs distribuido

Así que es probable que la batalla entre las grandes corrientes ideológicas de los próximos años se parezca mucho a la batalla entre los recentralizadores de Internet: un intento de generar más y más apps entrelazadas entre si hasta formar corralitos cerrados, unos pocos packs alternativos y escasos al estilo de los del siglo pasado, el siglo descentralizado, cuando con el periódico te venían el voto, la estética, la biblioteca y el círculo de relaciones.

Pero igual que el camino de los gigantes se ve contrarrestado por todo un mundo fuera del relato mediático que saca partido de la crisis de las escalas, su reflejo como crisis de las escalas identitarias augura más y nuevos protagonistas. Es solo un nuevo terreno para la competencia entre Abundancia/Comunidad y escasez/recentralización.

Eso sí, al mundo distribuido le toca aprender a hacer apps… en el sentido más amplio.

«Ideología app» recibió 16 desde que se publicó el domingo 2 de agosto de 2015 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.