LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Descomposición

eiil entrada mosulLlamamos descomposición a la etapa histórica y al conjunto de fenómenos sociales que la caracterizan, determinada por la destrucción simultánea de estado y mercado.

En lo material se caracteriza por la sistematización de la captura de rentas directas estatales («capitalismo de amigotes»), legislaciones restrictivas (por ej: endurecimiento de la legislacicón sobre propiedad intelectual) y otras capturas con las que grandes organizaciones económicas y segmentos sociales enteros intentan compensar el aumento de ineficiencias producto de la crisis de las escalas.

Culturalmente se manifiesta como aceptabilidad del «sálvese quien pueda» pero también como un pesimismo defensivo y morboso, escatológico y culpabilizador que expresa la imposibilidad de creer que el sistema socio-económico pueda ofrecer algún futuro deseable para la especie humana.

Neoliberalismo, mercado y descomposición

El neoliberalismo no surgió de la nada. Respondía a una necesidad de las grandes empresas y el capital. Unas y otras estaban ya claramente sobre-escaladas a principios de los 80. Su tamaño les permitía recurrir al estado para obtener rentas. Y lo hicieron -a través del gasto militar, de los monopolios, de los gigantescos contratos públicos y de regulaciones a medida- hasta poner en peligro la viabilidad de los gastos sociales. La estrategia comenzó como una combinación de recortes sociales y rentas crecientes para las macroempresas. Pero siguió con las dos líneas que a medio y largo plazo darían salida y sentido a capitales y empresas sobre-escaladas: aumentar la dimensión del mercado de bienes -con la creación de zonas de libre comercio- y la del de capitales -desregulando y dando vía libre a la financiarización. La combinación tenía ventajas extra: la deslocalización -y el miedo a ella- permitieron quebrar la resistencia sindical tempranamente -el fracaso de la huelga minera británica del 84 fue más que un símbolo una guía para la nueva «gobernanza». La financiarización -y con ella el endeudamiento de las familias- permitió endulzar los resultados mientras el trabajo se devaluaba como no lo había hecho desde la crisis del 29.

El resultado: un mercado disfuncional, desigual y diseñado a medida de las grandes concentraciones de capital que multiplicaba la desigualdad dentro de los países, generaba «burbujas» y quebraba países enteros en «tormentas» repentinas como la de 1995. Solo las nuevas tecnologías distribuidas pudieron contrarrestar -en parte y solo en algunos lugares- la erosión del mercado que las políticas neoliberales impulsaban: vimos una globalización de los pequeños en Asia y vimos, hasta 2007 un mercado dinámico relacionado con las tecnologías… que acabó sin embargo evolucionando hacia la concentración. Hasta Internet -la esencia de lo distribuido- se recentralizó brutalmente porque no había industria que no modificara su estructura para dar salida al capital sobre-escalado. Y es que las grandes bolsas de capital especulativo tenían cada vez más difícil colocarse porque ya habían colonizado -y destruido- buena parte del tejido productivo a través de la financiarización. En balance: cuando se hace evidente la dimensión de la crisis de 2008, el estado había sido muy debilitado, pero el mercado no lo había sido menos.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias