LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Espinacas del Rabino

Libros de cocinaHay una de platos que aparecen en diferentes recetarios con diferente nombre. Sin embargo con los mismos ingredientes de partida en el resultado final de uno a otro puede haber un abismo. Por ejemplo las espinacas, hervir, rehogar y/u hornear es casi un mantra de su preparación. Por eso, para esos días en los que apetece hacer un plato de siempre, pero distinto, los libros de cocina son un estupendo material de inspiración. Estas espinacas están basadas en una receta de cocina tradicional sefardí, modificando los condimentos y cambiando los huevos de gallina por huevos de codorniz para conseguir con menos tiempo de horno unas yemas en su punto de bailoteo.

Ingredientes

  1. 1 kg de espinacas
  2. 1 cebolla mediana dulce o cebolleta
  3. 150 gr de queso feta
  4. 10 huevos de codorniz
  5. eneldo, pimenta blanca, pimienta roja, comino
  6. 1 cucharadita de mantequilla
  7. sal, aceite de oliva

Preparación

Libro de cocina SefardiCubrimos el fondo de una olla con agua, agregamos las espinacas (si son frescas poner a calentar para que vaya menguando el volumen de la hoja), una cucharadita de café de eneldo, pimienta blanca y roja molida en el momento, y sal.

En cuanto alcance el punto de ebullición, contamos 3 minutos y retiramos del fuego. Como las espinacas van a seguir cocinándose es importante que estén muy poco cocidas.

Escurrimos el agua y si la hoja de la espinaca era demasiado grande, ponemos la bola escurrida encima de una tabla, las cortamos con un cuchillo y reservamos.

Por otro lado, picamos en cuadraditos pequeños la cebolla o cebolleta, ponemos una sartén grande a fuego medio, un chorrito de aceite de oliva (equivalente a 2 cucharadas soperas) y echamos a sofreir con el fuego medio-bajo para que se haga lentamente. Es el momento de poner el horno a precalentar (180 grados centígrados, 10 minutos) Cuando la cebolla esté transparente añadimos la mantequilla, y dejamos que la cebolla absorva su sabor durante dos minutos más. A continuación ponemos las espinacas, media cucharadita de comino en grano y mezclamos bien.

Por último, agregamos el queso feta troceado. Parecerá que no se va a fundir, pero si lo removemos con las espinacas y seguimos con el fuego medio-bajo, en dos minutos comenzará a unirse formando una mezcla homogénea.

Apagamos el fuego y dejamos reposar en la sartén mientras untamos con una gota de aceite un molde para horno, vertemos la mezcla de espinacas y hacemos 10 pocitos. En cada uno de ellos colocamos un huevo de codorniz, molemos un poquito más de pimienta roja en cada una de las yemas e introducimos el recipiente en el horno a media altura y misma temperatura (180 grados centígrados).

En 5 minutos el huevo estará cuajado en el punto poché, sacamos del horno y listo para servir.

Trucos

Los huevos de codorniz tienen una cáscara muy elástica y resulta difícil cascarlos sin que se rompa la yema. Es mucho más cómodo hacer una incisión con un cuchillo de sierra y abrirlos a partir de esa hendidura.