LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Hallacas

Manuel y May con la primera hallaca indiana

Ingredientes

  • Mínimo tres enanos, vale sustitución por jóvenes colaboradores
  • Un maestro de la cocina
  • Un maestro manitas
  • Carne de res (picada)
  • Hojas de plátano
  • Harina de maíz (marca PAN)
  • Carne de res (picada)
  • Ají fresco
  • Pasta de onoto, sal, vino tinto, pimienta y comino
  • Cebolla,puerro, pimiento rojo y verde, aceituna sin hueso, alcaparras,pasas, ajo, aceite de girasol y oliva

La fabrica de hallacasLa noche anterior hay que amarrar a los enanos a las sillas y ponerlos a limpiar las hojas con dos pañito de algodón, uno para pasarlo mojado en agua con vinagre y otro para secar. Al maestro de cocina también le secuestramos esa noche y le ponemos a preparar el guiso:

Primero sazonamos la carne con sal y pimienta al gusto, ajo y comino (una pizca), agregamos una generosa cantidad de aceite de oliva a la olla con una pizca de pasta de onoto, luego sofreímos las verduras picadas en cuadritos muy pequeños (pimiento rojo, ají, ajo, cebolla, puerro) y agregamos la carne y las pasas. Mientras te vas tomando el vino le agregas un poco al guiso, tomando en cuenta que debe quedar sin mucho caldo pero no seco.

Sírvase una copa de vino y coloque la música para animar, luego abra una cerveza de trigo allí llegará el maestro manitas, preparamos la masa de maíz con sal al gusto. Luego disolvemos una pizca de pasta de onoto en una taza de aceite de girasol y lo dejamos a mano, ordenamos los ingredientes, una plato con las cebollas picadas en juliana, otro con las aceitunas, otro con el guiso, etc.

Hallacas listas para cocerComplicidadPara armar las hallacas coloque nuevamente a los enanos amarrados en la silla, una hoja de plátano extendida en la mesa (con un mantel de plástico que la proteja porque el onoto mancha por donde pasa).

Pasamos un pincel con aceite de girasol con onoto y extendemos una cantidad de harina en forma circular, dejando un espacio suficiente como para envolver. En el centro de la masa va una porción de guiso, las rodajas de cebolla, aceitunas, alcaparras y pimiento verde. Cerramos la hoja de plátano como envolviendo un regalo y se lo pasamos a los enanos para amarrar

Primera hallaca de la Navidad del año 12Como veis, es imposible hacer las hallacas en la soledad: es tedioso, trabajas el doble, te terminas la botella de vino y al final no habrás atado ni cinco. Por eso te destruye el alma y encima quedan malas. El secreto de las mejores mesas es construir en conjunto, compartir, repartir funciones y usar mucho el ingrediente mágico: el compromiso de cada uno con lo que hace. Así sale lo mejor en cada casa.