LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Merluza en salsa abramela

Salsa de abramelaReceta sefardí que se puede hacer con distintos tipos de pescado blanco. Con la merluza o el rodaballo es ideal pero también quedaría estupendo con unos lomos de bacalao desalado.

La preparación es muy sencilla, es un plato rápido que se realiza en el horno en un total de 30 minutos. El secreto de esta receta reside en la salsa que es una base de ciruela condimentada al gusto. En hebreo a la ciruela se la conoce como la «fruta de Abraham», abramela. Se suele preparar en las celebraciones de la brit milah.

Para su elaboración hemos seguido y adaptado la receta del libro «La Cocina Sefardí»

Ingredientes

  • 1 kilo y medio de merluza abierta y sin espinas
  • 2 cebolletas medianas
  • 1/2 limón
  • 1 docena de ciruelas pasas
  • Pimienta negra, nuez moscada, tabasco
  • Orégano
  • Aceite de oliva y sal

Preparación

Colocamos las ciruelas en un recipiente y las cubrimos con agua tibia. Dejamos que se hidranten durante dos horas. También las podemos dejar con algo más de agua desde la noche anterior o desde la mañana.

Lo primero que hacemos es poner el horno a calentar, 180 grados durante 10 minutos. Mientras calienta, cortamos las cebolletas en juliana, pintamos la bandeja del horno con aceite de oliva y la colocamos sobre toda la superficie. Espolvoreamos de orégano y un poquito de sal. En cuanto el horno alcance la temperatura las introducimos a media altura durante 10 minutos.

En este tiempo ponemos una cacerola al fuego, con el agua y las ciruelas. Las llevamos a ebullición y movemos con una cuchara de madera. Las ciruelas se empezarán a deshacer formando una especie de confitura espesa. Sin dejar de mover añadimos una cucharadita de café de aceite de oliva, el zumo exprimido de medio limón, sal, pimienta negra, nuez moscada y tabasco. Probamos y rectificamos el sabor en función de nuestro gusto. Lo ideal es que predomine un fondo dulce con matices picantes de la pimienta y el tabasco y amargos de la nuez moscada potenciada por el limón. Puede decantar hacia el sabor que más nos guste, lo importante es que no sea una salsa plana. Dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos.

En este tiempo, la cebolla ya estará a medio hacer. Sacamos la bandeja del horno, hacemos espacio para la merluza y sobre ella vertemos la salsa en una capa gruesa repartida de forma homogéna.

Introducimos de nuevo en el horno durante 15-20 minutos, es preferible que esté jugosa.

Presentación

Servimos un trozo de lomo y a un costado cebolleta a modo de guarnición. Es un plato ligero pero energético gracias a la ciruela pasa. Podemos servirlo con un arroz aromatizado o a continuación de una sopa o crema de verduras ligera.