LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Interesante es inventar el minuto siguiente

Texto libre anónimo gratuito basado en apuntes de Mariano Gistaín. Se ruega mejorar.

festival-de-las-linternasInventar el mundo completo. No basta con un trozo.

Inventar ese minuto (éste) es la condición para la vida. Pero no es algo biológico, mecánico. Es cultural (sin IVA). Lo hemos decidido entre todos, lo estamos decidiendo ahora. Inventar este minuto puede ser renunciar a hacerlo. La inventiva no tiene límites.

Compartir ese minuto, ese mundo: devolverlo a la comunidad.

El minuto es de todos. Es abundancia en estado puro. A veces alguien intenta apoderarse del minuto, y prolongar ese poder. Ha habido guerras mundiales por el control del minuto. Lo primero que hacen los dictadores es confiscar el minuto siguiente. Entonces cada cual se refugia en su minuto íntimo, hasta que caiga el tirano y se pueda disfrutar del minuto público. La democracia también está siempre en peligro de que se apoderen del minuto, del significado de cada minuto.

Compartir el minuto que inventas: si tiene algo útil, interesante, ilusionante, la comunidad sabrá aprovecharlo.

Ese minuto eterno (éste) es el regalo que nos hacemos.

EbisuEl minuto es interesante si tú quieres. Tienes todo el poder. El universo espera este minuto. Ha de ser libre. Cualquiera ha de poderlo utilizar, cambiarlo, moldearlo, volverlo a publicar. Volverlo a vivir. Con un minuto usado se puede hacer un minuto nuevo. Cada minuto contiene la eternidad. No necesita más minutos detrás. No hay una fila, no hay nada. Si este minuto depende del siguiente, o del anterior, se convierte en estatua de sal, no existe. Hay bastantes minutos que no llegan a existir por sí mismos. Una pena. Una escasez.

Ahora, lo que no es vendible no existe. Es el lema de nuestro tiempo. Este es el tiempo del container.

Especialmente se vende el tiempo.

Hay una dictadura comercial, económica, financiera. Ocupa el imaginario íntimo universal desde que te levantas hasta que te acuestas. Puebla tus sueños, tus pesadillas. Tus minutos. El tiempo se va en luchar contra esa opresión, esa visión única que ya forma parte del ADN.

Hay alternativas incipientes, dispersas, pero hay que buscar mucho para encontrarlas: el dinero ocupa todos los minutos del mundo. En la etapa anterior gran parte del tiempo lo ocupaba el crédito, que era dinero prestado con intereses. Era una forma indirecta de sucumbir al verraco de oro.

Ahora ser interesante es la condición de supervivencia. Lo interesante se ha visto reducido, como todo, a una cuestión contable. Ser interesante es sobrevivir, llegar al minuto siguiente. Es terrible. Solo hay una cosa en qué pensar.

El agobio del dinero acosa también a los que lo tienen. Nadie se libra. Desde luego, es mejor sufrir por tenerlo –y por lo poco que te dan por él, y si hay que llevarlo a Suiza, cambiarlo por dólares, etc.– que sufrir por no tenerlo. La cuestión es que no existe otra cuestión. Incluso el fútbol, tan apasionante, se ha convertido en sólo dinero. Cuando salta un chaval al campo, en vez de la llama del Espíritu Santo, lleva encima su precio, siempre sujeto a ocultaciones y misterios. El problema del dinero es cómo ocultarlo, cómo evitar pagar por él. El dinero es carísimo.

los-siete-dioses-en-el-barco-del-tesoroSalir, aunque sea un minuto, de esta omnipresencia de la economía, es una bendición. Pero no podemos. El amor es dinero. La familia es dinero. Tú y yo somos dinero. Y nada más. Hemos sido reducidos a ecuaciones, sumas y restas, porcentajes. Estamos sumergidos en un solo tema. Es como estar muertos. Los muertos son dinero. Un artículo del Wall Street Journal dice que sería mejor legalizar el tráfico comercio de órganos. Lo único interesante es el dinero.

Por eso es tan interesante, tan necesario, salir de esta burbuja cósmica. Cambiar de tema. Encontrar otra cosa. Algo invendible, inútil, absurdo. Algo que nos permita ser tú y yo sin más. Aunque sea un minuto. Es más urgente que nunca inventar el minuto. Para pensar en otra cosa.

Un minuto gratis sería quizá suficiente. Habrá que hacerlo.

Por si acaso: ¿Qué es una vida interesante? La que es capaz de inventar el minuto siguiente. La que genera ilusión. La que te permite levantarte con una ilusión.

Fabrica ilusiones sin parar. Incuba ilusiones. Inventa conmigo este minuto, por favor.

«Interesante es inventar el minuto siguiente» recibió 10 desde que se publicó el lunes 3 de febrero de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Mariano Gistain.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.