jaleo (hype) y la adhesión el mundo y la web anglófona maduran un profundo cambio cultural que comienza a manifestarse en los negocios, la política y el Derecho." /> jaleo (hype) y la adhesión el mundo y la web anglófona maduran un profundo cambio cultural que comienza a manifestarse en los negocios, la política y el Derecho." /> jaleo (hype) y la adhesión el mundo y la web anglófona maduran un profundo cambio cultural que comienza a manifestarse en los negocios, la política y el Derecho.">

LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Internet en la era de Obama

Más allá de la cultura del jaleo (hype) y la adhesión el mundo y la web anglófona maduran un profundo cambio cultural que comienza a manifestarse en los negocios, la política y el Derecho.

Una nueva generación, para la que Internet es tan natural y cotidiana como el agua corriente o el sistema monetario está llegando al poder en el anglomundo. Con ella el estado se empieza a hacer nuevas preguntas, imponer nuevas reglas y buscar nuevas alianzas. En los próximos años veremos en marcha un potente programa generacional. Hoy destacaremos dos focos que ya han empezado a brillar y marcar un potente cambio de rumbo: la nueva política antitrust y la nueva banca comercial.

El Derecho de la intimidad encuentra a la política antitrust

Cuando el presidente Obama nombró a Christine Varney directora de la oficina antitrust del Departamento de Justicia, una cosa estaba clara: la era de la connivencia neocon, que había salvado a Microsoft por la campana con la llegada al poder de Bush. podía darse por cerrada.

De hecho, muchos en la industria temieron inmediatamente una vuelta a los tiempos clintonianos de batalla antimonopolista contra Microsoft. Pero los tiros van por otro lado. Como cuenta hoy Wired:

Durante la mayor parte de su historia, Google ha respondido a casi todas las críticas con tres palabras: confiad en nosotros. La compañía ha persuadido repetidamente a los excépticos de que su inmensidad es un mero subproducto de su misión atruista y que los algoritmos que usa para organizar Internet, aunque propietarios, son objetivos y benevolentes. Pero en una economía destruida por la mala fe, las fórmulas secretas y matemáticas complejas, la confianza no sobra y el discurso de Google está perdiendo poder de persuasión. Hace más de quince años, los reguladores federales comenzaron a hacer de Microsoft el símbolo del comportamiento anticompetitivo en la industria tecnológica. Ahora, un Departamento de Justicia de nuevo activista podría intentar hacer lo mismo con Google.

La profecía de Wired está basada en los primeros papeles de Varney a la cabeza de su departamento y en la convicción que la alta funcionaria tiene de que Google es el Microsoft del tiempo del cloud computing, cuya estrategia es crear un entorno cerrado del que el usuario dificilmente podrá escapar sin altos costes.

Al final, la política antritrust tendrá que hablar de protección de datos del usuario casi tanto como el informe sobre facebook de la Comisaria canadiense para la privacidad.

Brotes verdes de una nueva banca

Este mismo mes alertábamos de cómo la transformación de Kiva anunciaba una nueva banca comercial.

Ahora cambien de continente, crucen el Atlántico y échenle un ojo a Wonga. Sean pacientes. La página tarda porque el servidor no da para más. Desde los primeros tiempos de Yahoo! no se veía algo así.

Wonga preta pequeñas cantidades de dinero a corto plazo. La primera vez tienes que devolverlo en un margen entre cinco y treinta días. Aunque empiezas pudiendo pedir entre 50 y 200 libras, si tienes un buen registro de devoluciones en la plataforma puedes llegar a pedir hasta 750.

El secreto de Wonka son sus algoritmos. El sistema te pide ocho datos personales, los usa para buscar en la red y en unos segundos, cruzando datos, calcula tu nivel de riesgo y decide si prestarte o no. El sistema calcula y te muestra también con total transparencia el coste de cada libra prestada. Se acabó la letra pequeña, los TAE incomprensibles, predecir el monto real de las cuotas o ojo de buen cubero… en Wonka todo es comprensible. Los créditos se devuelven a través de la tarjeta de débito. Incluso el grado de confianza que la plataforma te otorga es visible en todo momento.

Ni que decir tiene que la experiencia Wonka, igual que Kiva están levantando expectación en EEUU. Grandes bancos norteamericanos -aún en mitad de la tormenta- han formado equipos dedicados a bosquejar modelos de negocio que mezclen elementos de uno y otro. La banca anglófona, al fin, también está en mitad de un cambio generacional.

Y vendrá más

La crisis ha quitado oxígeno a las burbujas tecnológicas tanto como a las financieras. Llega un momento de replanteamiento general acompañado de la emergencia política y empresarial de una nueva generación que viene con su propia agenda.

Esa nueva agenda pública empieza a plantearse que el fin de la privacidad puede cerrar tan efectivamente los mercados como un monopolio clásico. Empieza a buscar nuevas formas de banca social y accesible. Empieza a descubrir nuevas formas de regulación y fomento de la competencia acordes con las potencialidades de la época.

Los profundos cambios político económicos, necesarios ya hoy, que veremos en los próximos años, comienzan a tomar forma en estos meses.

«Internet en la era de Obama» recibió 0 desde que se publicó el martes 21 de julio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.