LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Invertir en cooperativas?

El mapa del Grupo Cooperativo de las Indias se hace poco a poco más complejo, obligándonos a buscar nuevas herramientas y a repensar sus estructuras jurídicas.

En las Indias entramos en una fase de revisión de nuestra definición sobre la ordenación de nuestro entorno alrededor del Grupo Cooperativo de las Indias. Hasta ahora el grupo cooperativo está formado por la Sociedad Cooperativa de las Indias Electrónicas y la Sociedad Cooperativa del Arte de las Cosas. Alrededor suya tenemos:

En nuestro planteamiento estratégico el Grupo Cooperativo de las Indias «ahorra» en conjunto para invertir en nuevas cooperativas y empresas participadas, haciendo crecer un «área de cohesión y bienestar» a su alrededor allá donde esté establecido, aportando no sólo capital sino también -en el caso de las cooperativas- compañeros para su gestión. A su vez, los excedentes generados para el grupo por estas aportaciones, deberían garantizar las futuras jubilaciones de los indianos de hoy.

Los problemas del modelo

Los problemas del modelo a día de hoy son fundamentalmente dos:

  1. Limitar al 10% la participación del grupo en nuevos proyectos, muchas veces diseñados o pensados desde la casa, desincentiva ir más allá de una cierta implicación y apoyo que sin embargo resulta necesario para sacar una empresa adelante. Más cuando, por definición, estos proyectos, no van a expandir el ámbito de la democracia económica que es uno de nuestros objetivos a largo plazo. La participación en sociedades por acciones fue concebida como una forma de apoyar a emprendedores artesanos y no debe pasar de ahí.
  2. Y sin embargo, cuando pensamos en desarrollar de forma cooperativa un negocio encontramos un problema clásico: «si no va a ser desarrollado por indianos ¿qué sentido tiene capitalizarlo y dedicarle valiosas horas de trabajo si la única forma de hacerlo es una donación cuyos resultados no repercutirán en nuestra capacidad futura?»

La cooperativa mixta

La ley española de 1.999 establece una figura llamada «cooperativa mixta». En ellas aunque como mínimo el 51% de los votos (y del reparto del excedente) están reservados a los trabajadores, existe un máximo del 49% que puede repartirse, en función del capital aportado, entre las llamadas «partes sociales con voto», es decir, entre los inversores y los «socios colaboradores» (normalmente otras cooperativas o instituciones cooperativas). Estas partes pueden definirse en estatutos como libres exactamente igual que las participaciones o acciones de una empresa por acciones y comprarse y venderse en el mercado, e incluso, establecerse un derecho preferente de recompra en favor de la propia cooperativa.

Las cooperativas mixtas permiten capitalizar una cooperativa sin que los trabajadores pierdan su protagonismo pero asegurando una remuneración al capital. Además, el límite del 10% de participación política se eleva al 49% para nosotros (aunque el capital aportado puede representar más si es necesario).

Una nueva capa de cebolla

En el mapa indiano, las cooperativas mixtas suponen una nueva capa que nos van a permitir dos cosas importantes más allá de recibir retorno por la inversión:

  1. Articular nuestro entorno sin perder impulso democrataeconómico incorporando a no-indianos como socios de trabajo y por tanto estableciendo un tipo de diálogo mucho más rico que el que es posible con los asalariados de las participadas.
  2. Aportar a nuestros compañeros un espacio de desarrollo y puesta en práctica de sus habilidades y conocimientos de gestión ganados durante los tres primeros años del proceso de integración más allá de las cooperativas formadas exclusivamente por indianos.

El debate a abrir

Este mapa sin embargo deja al descubierto algunos huecos por discutir. ¿Hay que redefinir el Grupo Cooperativo de las Indias para incluir en él a estas nuevas cooperativas? ¿Hay que mantener el grupo tal cuál está definido ahora pero a su vez integrarlo en una estructura común junto con estas nuevas cooperativas que articule a medio plazo una especie de seguridad social colectiva? ¿En ese caso, ésta sería una estructura de la que formarían parte o que pertenecería a las cooperativas al modo de una coop de segundo grado? ¿Una mezcla de las anteriores?

Se abre desde luego un interesantísimo campo de reflexión…

«¿Invertir en cooperativas?» recibió 0 desde que se publicó el martes 16 de noviembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.