LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Julio Aliaga en huelga de hambre

El MAS ha golpeado fuerte a la democracia en Bolivia que tanto esfuerzo necesita para crecer y fortalecerse, imponiendo la mayoría absoluta para eliminar de la Asamblea Constituyente los votos de los demás. Julio Aliaga se une a la huelga de hambre.

Julio Aliaga fue uno de los primeros asociados de la Biblioteca de las Indias Electrónicas pero el cariño no viene sólo de eso. Cariño y admiración por sus palabras y por sus ideas; por su voluntad de trabajar por Bolivia, de luchar por conseguir el futuro que el país merece.

Una voz que debe ser escuchada en medio del vertiginoso huracán de las entrañas bolivianas que amenaza con pasarse del borde de un precipicio sin fondo.

Ahí está Julio, con sensatez e inteligencia y sobre todo con un compromiso radical con la democracia, que le ha llevado a seguir la huelga de hambre de los constituyentes bolivianos tras la imposición del MAS de la mayoría absoluta (50+1) para aprobar la nueva Constitución Política de la República, lo que supone aprobarla sin los votos de la oposición.

Si esto no cambia y la Constitución se aprueba por mayoría absoluta, el MAS habrá perdido la legitimidad ganada para siempre y se meterá en una calle sin salida ni vuelta posible.

Ya es hora de que los medios de todo el mundo transmitan la noticia con la atención que merece. La situación en Bolivia es muy delicada y nos afecta a todos.

La carta abierta de Julio Aliaga que nos llegó hoy es estremecedora:


Estimados amigos o amigas:

Este es el tercer día de huelga de hambre del grupo instalado en la Basílica Menor de San Francisco en la ciudad de Nuestra Señora de La Paz, templo colonial, el más importante de los que engalanan nuestra capital, representativo entre todos del barroco mestizo, integrador de la arquitectura española e indígena del antiguo Virreinato del Perú.

Hemos elegido este templo católico por esa su característica mestiza; porque simboliza el encuentro entre los dos mundos del sincretismo boliviano contemporáneo, porque está en la frontera entre los barrios indios de las laderas de la ciudad y los barrios de cultura occidental y europea de nuestra urbe; porque en su atrio se mezclan el castellano y el aymara, hablados indistintamente, con el inglés o el alemán de los turistas que visitan nuestra tierra. Porque a su alrededor se levantan los edificios nuevos, al lado de las construcciones coloniales y las republicanas de principios del siglo XX. Porque los vendedores ambulantes y el mercado de Las Brujas conviven con los locutorios de Internet y los teléfonos celulares de los apurados viandantes.

A las diez de la mañana del viernes 17 de noviembre intentamos establecer el piquete de huelga y fuimos agredidos por grupos del MAS que nos obligaron a refugiarnos en el templo, cuyas puertas resistieron el embate de los exaltados, como en los peores momentos de las persecuciones medioevales, lo que fue filmado por varios canales de televisión y formó parte de las noticias del día. Estamos, por lo tanto, refugiados dentro de la iglesia, en un salón lateral, que los franciscanos han tenido a bien cedernos mientras dure nuestra protesta.

Mientras tanto, el gobierno ha organizado una marcha campesina que amenaza cercar la ciudad, para presionar al Congreso Nacional y obligarlo a aprobar en el Senado, una nueva ley sobre la propiedad de la tierra que más allá de su contenido (uno puede estar de acuerdo o no) es un problema para el gobierno, porque le falta un voto para aprobarla sin discutirla ni presentarla siquiera. Lo importante es observar la presión externa. La amenaza del cerco campesino a la ciudad, o la presencia de campesinos indígenas, traídos desde todos los rincones de la geografía patria, que viven y duermen en improvisados campamentos alrededor de la sede de la Asambleas Constituyente en Sucre, para evitar que la oposición se exprese (ayer golpearon hasta herirlo al constituyente por la ciudad de El Alto, Emilio Gutiérrez, por el simple hecho de haberse pintado la consigna opositora de 2/3 en el pecho y exhibirse así en público) y para que nadie de los del MAS pueda expresar disenso alguno (hace una semana fueron expulsados del MAS dos diputados, Mena y Beckar, por expresar sus desacuerdos y temen ahora por las agresiones físicas que puedan sufrir, si llegan a presentarse entre los diputados en el Congreso).

Nuestra huelga es por la democracia y el régimen de libertades que está en peligro; pretende conmover a la opinión pública sobre la distorsión que impulsa el gobierno haciendo creer que se trata solo de intereses privados (la movilización de los campesinos por las tierras de oriente, por ejemplo) y pone al pueblo a la caza de oligarcas, mientras decide los mecanismos antidemocráticos que regirán las leyes del futuro. Ya ha logrado aprobar el mecanismo que excluye por completo a toda la oposición de las decisiones de la Asamblea Constituyente, ha logrado organizar a grupos que amedrentan a la oposición en las calles (como a nosotros ahora, encerrados en una iglesia) y quiere cercar y acallar la voz del Parlamento Nacional a partir de este martes 21 de noviembre.

Nuestra huelga no pretende terminar con una victoria política sobre la legitimidad del gobierno, obligándolo a obedecer la ley como quisiéramos, aún a sabiendas de que no tenemos la fuerza suficiente, sino sellando a fuego nuestra identidad democrática y casándola con la sociedad nacional, en un matrimonio indestructible, cuyos frutos se recogerán mañana. Por el momento somos 78 huelguistas distribuidos en 10 piquetes en todo el país, esperamos llegar a 200 en dos días más y crecer hasta el viernes próximo, si la sociedad nos apoya y se adhieren otros grupos y sectores.

Julio Aliaga Lairana

Para Julio y compañeros todo nuestro apoyo y cariño.

«Julio Aliaga en huelga de hambre» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 20 de Noviembre de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.