LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La 3G: je,je,je

La semana pasada Telefónica y Vodafone presentaban sus primeros servicios de Tercera Generación (3G) tras una larga espera de cuatro años y un proceso de concesión gubernamental que resultó escandaloso para la opinión pública. Pero para cuando viene a aparecer entre nosotros la 3G ya está en entredicho: desde Europa, EEUU e India se cuestiona el modelo a favor de tecnologías de rápida implantación, superiores en ancho de banda y sobre todo, mucho más baratas.

Tanto Vodafone como Movistar han lanzado esta semana sus primeros servicios UMTS para España. Ambos con una cobertura restringida y con las mismas tarifas que tenían para GPRS. El coste es muy similar en ambas compañías, en teoría a un euro por MegaByte transmitido. Claro que a esto hay que sumar el precio de la tarjeta para el portatil, un consumo mínimo de 15 € mensuales y tener en cuenta que la tarifa buena de Movistar es sólo para empresas

La factura de la letra pequeña

… aunque la cosa puede y de hecho se complica. Por ejemplo en Movistar a los dos días de contratar el servicio nos lo cortaron sin previo aviso. ¿Por qué?. Tras 45 minutos de operador en operador en el teléfono de atención al cliente (empresas), nos pasaron con el servicio de tráfico de datos quien nos informó que al tratarse de un cliente nuevo del que no tenemos historial de facturación, tiene que abonar una fianza de 300 euros para que se reestablezca el servicio, todo amparado, faltaría más, en una claúsula de la letra pequeñísima del contrato en la que los comerciales de la operadora no habían reparado a la hora de vendernos el producto. Todo bastante desagradable y humillante.

Y es que cuando nos ponemos a calcular el precio con todo, la cosa es bastante cara. Un reciente artículo del holandés Vincent Everts relataba las primeras experiencias con UMTS de Vodafone en Holanda. Allí la tarifa es más barata 75€ por 100 Mb. Con todo, visitar un sitio de noticias le venía a costar 25€. A todo esto hay que contar con los costes de roaming en los que las operadoras siguen burlando a la Comisión Europea, quien cree, con razón que son una traba injustificada a la realidad del mercado único. Así que en nada nos extraña que el nuevo Ministro de Tecnología indio rechace apostar por la 3G en su país por no haber demostrado ser efectivo desde el punto de vista de los costes. Apuesta en cambio por dar el salto directamente a la 4G, ya totalmente digital.

WiFi y Wimax: Del 802.11 al 802.16

Aunque realmente la alternativa viene de la extensión del WiFi y el WiMax. Ya vimos en el Cebit como WiMax se comía el espacio de la 3G. WiMax es un estándar muy parecido a WiFi de transmisión de datos. Permite la comunicación mediante voz IP, banda ancha de datos y es sumamente barato de instalar e implantar para quien disponga de una red fija, lo que lo convierte en una forma fácil y barata de competir con las operadoras móviles a las operadoras que hoy ofrecen sólo telefonía fija y a los pequeños operadores sobre redes públicas municipales. Para los usuarios representaría mayor cobertura, más ancho de banda y menor precio.

Los estudios de mercado y los análisis de tendiencia avalan que más allá de esta posibilidad se trata ya de una realidad. Andy Reinhardt reseñaba en Businessweek que en el año 2006 se espera que en Europa seamos 20.600.000 usuarios activos de Wi-Fi y 831,000 suscriptores WiMAX frente a los poco más de 21 millones de usuarios 3G que esperan alcanzar para esa fecha las operadoras. Motorola asegura que WiMax estará disponible para la mayoría de los usuarios en 2008. A partir de ahí todos esperan que la 3G pase definitivamente a la historia.

¿Y mientras tanto?

Mientras tanto queda claro que la 3G fue mal encarada desde el principio, que el objetivo declarado por el gobierno cuando dió las licencias (conseguir inversión y rápido despliegue de banda ancha wireless a nivel nacional), no se ha conseguido y que lo que tenemos es un servicio caro, casi experimental, muy restringido en cobertura y tecnológicamente ya atrasado. Lo que queda claro es una vez más que es un error apostar por tecnologías centralizadas de red y apostar porque la alianza entre estado central y el oligopolio de las telecomunicaciones sirva al interés general. Debemos descentralizar las infraestructuras de telecomunicaciones para hacer de la banda ancha y del derecho de acceso una realidad, apostando por cosas como Wifi y WiMax en el contexto de redes públicas locales. ¿Cómo puede el gobierno ahora pedir a las empresas de cable, prácticamente en su totalidad controladas por Auna-Amena que introduzca voz IP y datos mediante Wifi y WiMax para competir con sus propias redes de telefonía móvil?. ¿Puede pedírselo a Telefónica?. ¿Pondrán las operadoras sus cuentas de resultados al servicio del interés general o utilizarán su posición oligopolista para presionar políticamente?.

La única alternativa hoy pasa por crear redes y empresas municipales de telecomunicaciones que ofrezcan telefonía IP móvil y fija, conectividad wireless total en su ámbito y banda ancha de datos, porque como ha quedado demostrado, las operadoras no nos conducirán a una Sociedad Red donde el acceso universal sea un derecho garantizado sino que, de seguir pivotando en exclusiva sobre ellas la responsabilidad de las infraestructuras tecnológicas y su explotación, abrirán la brecha digital hasta convertirla en un abismo, condenándonos al atraso.

«La 3G: je,je,je» recibió 0 desde que se publicó el martes 1 de junio de 2004 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.