LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La batalla más importante de nuestra vida

Nuestro décimo aniversario no ha conocido fiestas. Han sido unos días terribles de los que hemos salido gracias a la fraternidad de nuestros amigos y maestros y a la profesionalidad de los mejores médicos. Vienen otros de batalla intensa en los que no podemos fallar. No lo haremos. Nacimos para luchar. Y para cambiar los cursos torcidos.

Con Teresa en KortezubiLas últimas dos semanas han sido muy difíciles. Ahora parece imposible que apenas hayan pasado catorce días. El relato completo de cómo llegamos ahí es un paisaje detallado de cómo la descomposición campea sobre las escalas excesivas. Sólo decir que hace catorce días Nat obtuvo los resultados de una prueba que venía pidiendo a su ginecóloga desde diez meses antes. El resultado fue positivo. Nos lo dieron en el cuarto de rayos del Hospital de Madrid, de mala manera, en dos minutos y sin más indicaciones que esperar cuatro días en Madrid para que un doctor nos explicara qué estaba pasando.

Obviamente no esperamos. Tomamos un avión mientras los indianos hacían la mudanza de todas nuestras cosas a Bilbao. Allí, ya con Teresa, ese ángel de la guarda y el calor de nuestros mayores y amigos, un maestro de médicos, Ciriaco Aguirre, nos tranquilizó y nos dio un rumbo. Nuevo avión. Barcelona. Dr Javier Cortés y equipo. Una maravilla, seguridad, sensibilidad, profesionalidad. El cielo abierto. Pero también un problema: en Madrid no habían hecho el diagnóstico completo. Por ahorrar. Y el tiempo corriendo en contra porque sin tipificar no se podía elegir tratamiento. Ahí el equipo Cortés tomó las riendas. En tiempo record consiguieron la muestras de Madrid, las analizaron en Barcelona y organizaron con otro médico excelente de Bilbao, el doctor Ricardo Fernández que, con visitas y monitoreo en Barcelona, Nat pudiera seguir el tratamiento en casa, en Bilbao.

Instalando el gonfalón en BilbaoMañana sin falta, Nat comienza la quimio. Estamos seguros de que va a batallar y ganar. Tenemos la guía de los mejores médicos y equipos. No olvidamos que sin el apoyo de nuestro entorno, sin haber salido de Madrid para encontrarles, estaríamos en una situación con mucha más incertidumbre. Sentimos el Madrid del que marchamos un suelo de azucar desmoronándose a nuestro paso. Un Ubik donde las fracturas sociales, el colapso de las escalas y la descomposición, brutal cuando afecta a los valores del trabajo y del servicio a los demás, no tienen nada de virtuales.

Nat comienza ahora una tremenda batalla. Hasta ahora la ha enfrentado con tanto heroísmo, serenidad e integridad como nosotros lo hemos hecho con miedo. Miedo físico, sostenido, del que te cierra los poros y las tripas. Miedo como nunca hemos sufrido. Nunca. Ahora vamos adelante, como siempre, con Nat. A dar la batalla y ganarla. Desde el ordenador, la sala de reuniones o los fogones. Porque nuestra trinchera hoy está en cuidarla, pero también en cambiar el curso de las cosas en el mundo. No podemos aceptar que las cosas sean así como si la descomposición fuera un fenómeno meteorológico, vamos seguir construyendo, formando equipos, abriendo mundos con aquellos que nos enseñan y comparten y saben apostar con valentía. Sentimos que estamos en el lugar correcto, con la gente que merece la pena, con nuevos indianos con los que batallar día a día hombro con hombro.

Y lo vamos a hacer. Nacimos para luchar. Y para cambiar los cursos torcidos.
Nat

«La batalla más importante de nuestra vida» recibió 1 desde que se publicó el miércoles 10 de octubre de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.