LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La gran mentira de bitcoin

El problema de blockchain está en el diseño: la dependencia de la minería, una actividad industrial basada en la disposición de infraestructuras, coloca cualquier producto blockchain bajo custodia de quien consiga atraer capitales a gran escala.

bitcoin-moneyCuando hace un año proponíamos un mapa ideológico de los movimientos emergentes en Internet planteamos dos ejes: abundancia-decrecimiento y centralizado-distribuido. El debate vino alrededor de bitcoin y las monedas y servicios basados en blockchain porque colocamos a aquellos que apostaban por ellos más cerca del origen, más cerca de lo centralizado, que a los que apostaban por estructuras distribuidas puras de servidores como GNU Social.

El argumento era sencillo: la creciente dependencia del sistema de blockchain de los «mineros» no solo tendía a hacer depender la estabilidad de bitcoin y sus derivados de un número limitado y cada vez menor de agentes, sino que a la larga estos podrían modificar las reglas de juego.

En enero un argumento similar por parte de uno de los principales desarrolladores de Bitcoin abrió un debate global y en unos meses llegaron todo tipo de titulares sobre «la debacle de bitcoin» coincidentes con las declaraciones de amor de Davos al blockchain.

Pero esta semana, al repasar los datos públicos, la situación general resultaba abrumadora: dos «mineras» chinas Antpool y DiscusFish/F2Pool acaparan más de la mitad de los bloques creados. A base de electricidad gratuita y potencia de cálculo tienen ya capacidad para modificar las reglas a su antojo. ¿Por qué deberíamos confiar en ellas más que en cualquier centralizador como Google, facebook o twitter?

El problema es de diseño: la dependencia de la minería, una actividad industrial basada en la disposición de infraestructuras, coloca cualquier producto blockchain bajo custodia de quien consiga atraer capitales a gran escala.

Davos, el gran foro del capital sobreescalado, no estaba tan equivocado. Y tampoco lo estaban esos «millonarios tarados que querían reinventar el dinero». Bitcoin y blockchain son sistemas que a las finales atienden a la lógica de la gran escala, su propia estructura elimina el control/captura de los bancos centrales para sustituirlo por la posibilidad de captura por esas grandes masas de capital que no encuentran hoy donde colocarse. Si los bancos centrales tienen ya poco control democrático a través de la representación política o del mercado, ¿qué cabe esperar de un par de millonarios anónimos chinos? ¿que sean sustituidos por sus aun mayores colegas de Wall Street o la City de Londres?

PS. Si alguien pensaba que el blockchain podía ser la base para un «rediseño del dinero», hoy mismo salió una noticia interesante: la Reserva Federal de EEUU se dispone a regular globalmente los productos basados en blockchain que por otro lado, como hacía predecible el interés de Davos, nacen centralizados.

«La gran mentira de bitcoin» recibió 21 desde que se publicó el lunes 18 de abril de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.