LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La i-revolución que viene

La revolución i-mode empieza a despegar y Telefónica se plantea su eclosión para Navidades. En menos de un mes esperan llegar al medio millón de terminales. Desde el punto de vista de tecnólogos y ciberactivistas, i-mode se plantea como la última esperanza de un camino español hacia la Sociedad Red. Pero para que Internet pase de la marginalidad al uso masivo, i-mode deberá vencer antes la frustración dejada por WAP y generar un nuevo tipo de comunidades, un verdadero ecosistema wireless.

Internet y la web basados en ordenadores personales no han salido de la marginalidad en España. En cambio el número de teléfonos móviles hace ya mucho que sobrepasó al de fijos, una cifra a la que ni siquiera se acerca el número de ordenadores personales en los hogares. Pese a sus incómodos interfases, los móviles han creado entre nosotros una auténtica cultura de red, hasta ahora basada fundamentalmente en el SMS. Internet sobre PC comparado con el desarrollo de la telefonía móvil ejemplifica la famosa frase de Takeshi Natsuno, padre de la Estrategia i-mode, en las industrias tecnológicas o creces más de lo esperado o no creces en absoluto.

¿Otra vez WAP?

No es la primera vez que las operadoras de telefonía móvil van a vender acceso a contenidos y servicios a través Internet. Durante los años 2000 y 2001 cientos de anuncios y proyectos defendieron la idea de que WAP era Internet desde el móvil. Y WAP fracasó, dando la razón a los que defendían que nunca sería una alternativa, los pioneros del imode en España. Pero en la opinión pública la idea de fracaso quedó asociada a los dos términos del binomio: Internet y WAP. El discurso tecnófobo generalizado con la caída de las .com, que ya apuntaba envalentonado contra el corazón mismo de la telefonía móvil, se apuntaba un triunfo. Hoy, en la misma lógica nos dicen que imode es el WAP en colores y -no exentos de racismo- explican su triunfo en Japón sobre la brillante idea de que a los japoneses les encantan los aparatitos.

¿Harías ésto con un teléfono WAP de colores?

Imagínese que usted trabaja en una PYME y que ha convencido a sus compañeros y jefes de tener la agenda de teléfonos de la compañía compartidas y actualizadas en el teléfono. La versión de XHTML que leen los navegadores de los teléfonos preparados para este sistema permite dar enlaces a números de teléfono de modo que al pulsar en el link el teléfono marque el número enlazado. Colocar una i-página con la agenda y poder consultar y llamar a los contactos comunes desde cualquier móvil de la empresa sería inmediato. Toda la programación necesaria se podría hacer en un sólo día, incluído el sistema de contraseñas. ¿Alguien recuerda lo que era editar algo así en WML para WAP y el alcance de sus limitaciones?. Unas limitaciones que eran brutales en la aplicación clave a la hora de socializar la tecnología: los juegos. Frente al aspecto lamentable a dos colores de sus ancestros, los teléfonos i-mode tienen en cambio la apariencia y funcionalidades de una Game-Boy.

La última esperanza

Por todo ello i-mode es mucho más que una nueva tecnología wireless: es la última esperanza para la extensión masiva de Internet en España. El móvil, mucho más extendido que el ordenador personal, entre todas las edades y clases sociales, es el soporte ideal para salvar la brecha digital.

Activistas de la red, cibernautas normales, empresas, netócratas, todos necesitamos de su triunfo. Ahora el peso de la responsabilidad recae en los grandes proveedores de contenidos y las operadoras. Para entrar en el camino virtuoso de los japoneses, hace falta algo más que buenos deseos. Hace falta que la i-comunidad aparezca y se defina pronto como tal y que cada uno sepa ocupar su lugar en el ecosistema wireless, innovando y superando al modelo japonés dónde este cojea, como en la ausencia de enlazado entre los contenidos oficiales y los no oficiales.

Como escribía nuestro compañero Javier Lorente en su artículo sobre Freenet: Pocas veces en la historia hemos tenido la oportunidad de dar marcha atrás y enmendar nuestros pasos, ahora podemos hacerlo.. También con la web e i-mode. Nuestra apuesta es que, de hacerse bien, el número de usuarios podría sobrepasar antes de terminar el 2004 al de ADSL. Internet comienza una segunda revolución que viene de Oriente.


PS: La primera i-bitácora en español

¿Tienes un teléfono i-mode?: Entra desde tu terminal en la i-Bitacora de las Indias (http://wireless.lasindias.com) y no te olvides de añadirla a tus favoritos. Si entras desde el navegador web no podrás visualizar los emojis ni otras especificidades para teléfonos móviles, aunque podrás hacerte una idea de su aspecto en tu móvil gracias al juego de hojas de estilo. Es nuestra primera contribución a la naciente i-comunidad española, una bitácora sobre como surge el mundo i-mode en nuestro país, las empresas hacen negocio en él, los políticos lo manipulan y la cultura lo absorve en nuestra vida cotidiana. Es la primera bitácora para y sobre i-mode en nuestro país y sus contenidos, como veréis, son propios. Sólo esperamos que os gusten. Iremos mejorándolos y ampliándolos cada día a partir de hoy.

«La i-revolución que viene» recibió 0 desde que se publicó el martes 18 de noviembre de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.