LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La imaginación milenial comunera

Tenemos dos imágenes operando que representan las «dos almas» de la generación del milenio: la del vecindario solidario y la familia extendida por un lado y la de los kibutz norteamericanos, por otro.

El futuro aquí y ahora: Keynes, Marx, Dewey, Foucault, Dreikurs, Zamenhof, etc.

videocena le manoir quebec AC DC washingtonAyer tuvimos una «videocena» en común con dos comunidades igualitarias recién nacidas: «Le Manoir» en Quebec y AC en Washington. La conversación trató sobre toda una variedad de temas: cómo tener un mayor impacto social, si se debía primar el crecimiento sobre la cohesión, el rol de las lenguas o hasta qué punto la diversidad racial debe ser un criterio de «diseño» a la hora de aceptar o no nuevos miembros…

Pero personalmente lo que más me interesaba era entender qué había sido en cada caso lo que les había llevado a poner todos los ingresos en un fondo común: los recuerdos de experiencias, las «imaginaciones», los sentimientos y mitos que, a modo de un prejuicio positivo, habían llevado a cada uno a apostarlo todo a la consolidación de una comunidad igualitaria aun antes de tener una economía comunitaria consolidada. Ambas comunidades preparan cooperativas, pero de momento los miembros de ambas son asalariados que comparten sus ingresos según los obtienen.

AC DC washington the fec pointAGeneracional, lingüística y socialmente ambas comunidades son muy diferentes. Ambas tienen una media «milenial», pero en un caso hacia arriba -treinta y muchos- y en otro hacia abajo -treinta y pocos. Unos están en un entorno rural relativamente homogéneo (y francófono) y otros en un medio urbano marcado por la racialización de las diferencias sociales.

En el grupo estadounidense la comunidad aparece como un medio, es algo instrumental: una tecnología que están experimentando pero cuyos objetivos están en otro lado. Compartir ingresos es un «pay off», algo que dan a cambio de tener relaciones sociales estrechas. «Es la forma de que no haya más remedio que hablar», de «tener un modelo familiar alternativo» o de modernizar y mantener el modelo de economía familiar propio de una familia numerosa vivido en la infancia.

Para el núcleo fundador de la comunidad quebecoise, las comunidades de la FEC habían sido un mito y una referencia desde que, como jóvenes activistas en el instituto, habían tenido sus primeras experiencias de militancia social, una época de sus vidas que había dado paso, en el salto hacia la universidad, a pisos compartidos de estudiantes animados por discusiones y activismos comunes. Al dar el salto hacia la edad en que se supone deberían entrar en el mercado de trabajo, la comunidad se convierte en una forma de mantener el espíritu de la fratria activista. Compartir los ingresos es en esa trayectoria algo que les hace sentirse seguros, «una liberación».

Es decir, en el grupo de mayor edad estaríamos en el universo milenial tal y cómo lo describen medios y sociólogos. Los motores son el sentimiento de soledad y la convicción de que el sistema económico no ofrece modos de vida más allá de la atomización, el aislamiento y la precariedad de unos modos de trabajo que hacen de muchos de ellos free lancers de las empresas en las que trabajan y a estas en comisionistas abusivos al modo de las ETTs españolas. El punto de partida es la nostalgia de la comunidad entendida como entorno, como vecindario incluso. El deseo tener un grupo de referencia, de confianza, en el que vivir con otras reglas.

Le_Manoir_de_ChaubuissonEn el grupo más joven, la comunidad ya tenía un núcleo sólido basado en experiencias comunes. Es un grupo de amigos que había descubierto la fraternidad en el activismo y para el que el igualitarismo («a cada cuál según sus necesidades») era parte de su forma de vida, la definición de un espacio de seguridad compartido que se proyectaba en el futuro adaptando la imagen de un asentamiento igualitario de la época anterior.

Tenemos dos imágenes operando que representan las «dos almas» de la generación del milenio: la del vecindario solidario y la familia extendida por un lado y la de los kibutz norteamericanos y las ecoaldeas anglosajonas, por otro.

«La imaginación milenial comunera» recibió 2 desde que se publicó el Martes 29 de Marzo de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias