LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La vuelta de la ciudad estado y la ética del hacker

¿Capital o metrópolis? Las claves del éxito de las ciudades parecen estar cambiando. La sociedad red impone nuevas formas de vivir y de medir. Formas curiosamente muy parecidas a las de la Europa renacentista.

Teóricos tan interesantes como de Landa o Castells empiezan a hablar del protagonismo de las ciudades en la sociedad red. La realidad económica parece darles la razón: la red de ciudades del Báltico genera hoy un volumen comercial mayor que el de la suma de cada uno de sus miembros con sus respectivos países. El Norte de Italia desde finales de los 70 ha generado una economía en red urbana tan potente que la misma unidad del país ha sido puesta en entredicho.

Una de las claves para entender éste cambio parece estar, paradójicamente, en la globalización. Como nos comenta el economista Alberto Lafuente, en la economía globalizada, y aún más en Europa, donde hasta la moneda es común y las políticas macroeconómicas son cada vez más similares, los factores de competitividad se desplazan lógicamente a ámbitos geográficos locales: las regiones y las ciudades.

Sin embargo, ¿por qué los principales focos de este resurgir urbano coinciden con las redes de ciudades de finales de la Edad Media y el Renacimiento?. Sin ir más lejos, la liga Hanseática incluía a muchas de las ciudades de la red báltica de hoy. La clave bien podría estar en lo que Pekka Himanen llamó la ética del hacker.

Metrópolis y capitales

El protagonismo del capitalismo comercial del Renacimiento fue de las metrópolis. Ciudades volcadas sobre las redes comerciales y marítimas. como las ciudades estado del norte de Italia (Génova, Venecia…) o del reino de Aragón (Valencia, Barcelona). El nacimiento del Estado Nacional con su énfasis en el territorio y la nación dieron el protagonismo a ciudades como Roma, París o Madrid: capitales que basaban su poder en la concentración de centros de decisión políticos y por tanto en la homogeneización, la imposición de normas y el flujo de impuestos

Las metrópolis desarrollaron antes que nadie una cultura de las redes basada, como ahora, en la confianza, el intercambio y la diferencia. El terreno en el que nació la lógica de la comunidad científica, que no es otra que lógica del hacker. Es esa cultura de trabajo en red, ese mirar más allá de las fronteras el que parece que da la diferencia a la hora de crear microempresas. Es decir de dar pie al resurgir de una nueva clase que hace de la independencia personal su principal valor: la netocracia.

Lo que ahora nos cuentan e intuimos es que la ciudad próspera del futuro será netocrática o no será.

¿Pero qué hay que hacer para atraer netócratas? ¿O para crearlos?. Castells responde: potenciar servicios, Universidad y calidad de vida en metrópolis de más de 200.000 habitantes. Es decir, la ciudad netocrática es una ciudad andable, pensada para favorecer el contacto y la conversación, bien comunicada, con buenos servicios, amplia vidilla cultural y muy muy teki… Así ¿quién necesita ser capital?. Aunque ¿quién está dispuesto a hacer la apuesta?. Cuando nos hablen en las elecciones de éste mes de la ciudad del conocimiento tendremos tal vez que preguntarnos si lo que en realidad sueñan algunos no es con metrópolis de netócratas sino con capitales electrónicas.

«La vuelta de la ciudad estado y la ética del hacker» recibió 1 desde que se publicó el jueves 1 de mayo de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] en «las elecciones del Software libre» y en las que él nos puso a trabajar y teorizar sobre el nuevo significado de las ciudades. Zaragoza fue entonces, en mitad de la guerra de Iraq, la única gran ciudad española cuyo […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.