LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Las capas de cebolla de la comunidad

Las comunidades humanas no son entes homogéneos y aislados. Los espacios de relación en cualquier red social se establecen por estratos, como capas de cebolla. La comunidad nace y vive en un espacio más amplio: un avatar de la gran red social, sea el mercado o Internet. A su vez, dentro de la comunidad aparece con cierta regularidad una subred, el demos, que reune las condiciones para una gestión menos conflictiva de la escasez.

Es interesante también que cada una de estas capas esté determinada por uno de los viejos principios revolucionarios: libertad, fraternidad e igualdad, por este orden.

  • Libertad, a todos los efectos equivalente a plurarquía, puede existir donde opere la lógica de la abundancia, define a la gran red social en si misma, el espacio en el que surge y que rodea a la comunidad.

    La idea de base bajo el concepto de plurarquía es que la elección de uno no restringe el ámbito de elección de nadie más. No hay nadie decisivo, cada uno puede tomar sus decisiones sin tener en cuenta sus efectos para los otros ni las decisiones individuales de los demás. Donde funciona la lógica de la abundancia esto se produce de forma natural. Pero hay una excepción teórica interesante: en mercados competitivos perfectos -un modelo ideal nacido de extrapolar hasta el límite los incentivos de la competencia- un ámbito de escasez -el mercado- se comporta de manera similar. Esto explica la fascinación de los economistas por este tipo de mercado ideal.

  • Fraternidad, toda comunidad no es más que un cluster distribuido, un grumo de la gran red social en el que la interacción se hace sostenida en el tiempo y en el que emerge una identidad real común y por tanto un gusto por estar juntos que la define y distingue frente al entorno.

    La comunidad es un ámbito de deliberación y por tanto no renuncia a la libertad ni deja de funcionar pluriárquicamente, pero que se establece como espacio diferenciado, propio, precisamente por la aparición de esa fraternidad identitaria entre sus miembros.

  • Igualdad, cuando una comunidad se enfrenta a la gestión de escasez la fraternidad y la libertad se convierten respectivamente en coagulante y disolvente. La primera impele a seguir juntos, la segunda garantiza el marchar como un derecho. Pero ninguno de estos dos principios ayuda a estructurar el paso de la deliberación a la decisión colectiva.

    Sin embargo, en cualquier comunidad suele aparecer un sub-cluster, una subred en la que los nodos se hacen solidarios entre si al punto de considerarse indiferentes sobre quién tome decisiones ejecutivas o asuma tareas que afecten al grupo. Esta subred es el demos y la naturaleza que le define es el principio de indiferencia, materialización radical de la igualdad en una red.

«Las capas de cebolla de la comunidad» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 9 de Agosto de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.