LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Las navidades de los perseverantes

En 2007 decíamos que el sueño empezaba a hacerse realidad. En 2008 sobre los cimientos han crecido los pilares.

2008 ha sido un año en el que la crisis y las estafas millonarias han hecho saltar la alarma de la desconfianza. Un año en el que los que apostaron al caballo perdedor, y perdieron, luego reclamaban que se les refundara la apuesta fallida… con dinero de los contribuyentes. Un año en que la periferia del Imperio se ha tomado más en serio unas elecciones primarias en un país ajeno que las propias elecciones legislativas, esperando que el nuevo emperador solucione todos sus problemas.

Pero para los indianos, que corremos hacia adelante confiando en que la pelota nos caiga en las manos, ha sido un gran año. Un año en el que, más allá de la exploración y la teorización, nuestros sueños tomaron cuerpo. Y estamos felices y agradecidos por ello. Agradecidos a aquellos con los que trabajamos y aprendimos, a aquellos que nos aportaron desde las ideas y el ejemplo y agradecidos a los que nos hicieron poner cosas en cuestión. A todos ellos y a muchos más, nos debemos y sinceramente agradecemos.

En el invierno del hemisferio Sur, justo hoy hace seis meses, empezamos a poner palabras nuestro horizonte. Mientras los estados cerraban puertas, fronteras y caminos, nosotros -orgullosos emigrantes- seguíamos apostando por la identidad desde la diversidad, conformando una cotidianidad hecha por iguales en la que no importan los pasaportes.

Y así, bajo la enredadera indiana, llevamos meses germinando una sorpresa. En la ciudad más pobre de toda América, El Alto, en Bolivia, en 2009, con un poco de nuestra ayuda, con un mucho de ellos mismos, brotarán antenas por los tejados, abriendo la ciudad a la Red y una nueva generación a nuevas oportunidades. Los adictos a la libertad sabemos que la libertad de los otros es la única fuente de la nuestra.

Por eso, en 2009 cuando los que adoraron al nuevo emperador descubran que los que están desnudos son ellos, cuando la última espuma del dospuntocerismo se cuele por el desagüe, mientras los que perdieron en sus apuestas sigan reclamándole al estado que se les pague con dinero público, ahí seguiremos nosotros. Como siempre estuvimos. Tan antiguos como la misma red. Diversos, perseverantes, agiles, rápidos… listos para seguir avanzando centímetro a centímetro, como los manípulos de la República, siguiendo la estela de la Osa menor, confiando en la mano de Dios y en la cabeza de la gobernadora que elegimos. Porque ya no somos trabajadores, ni siquiera socios… somos ciudadanos de nuestra propia empresa colectiva. Empresa que ya es mucho más que un conjunto de negocios, que es ante todo aventura, esfuerzo, goce de vivir en la modesta y maravillosa libertad de los que construyen en red para compartir abundancia.

«Las navidades de los perseverantes» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 25 de Diciembre de 2008 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.