LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Las nuevas venecias corporativas (II)

En el nuevo mundo de las transnacionales, la blogsfera corporativa es mapa y periódico de una comunidad basada en la movilidad y la inteligencia en la que la frontera entre la comunidad real y la imaginada se desvanece paulatinamente

No es descabellado pensar que en grandes organizaciones el porcentaje de bloggers activos no es menor al de la media de autores en los territorios en los que actúan. De hecho todo indicaría que debería ser mayor dados los perfiles de edad y formación. Una extrapolación reciente nos señalaba que sólo en el grupo BBVA podrían existir casi dos centenares del bloggers activos.

Llegados a un cierto punto de extensión geográfica y población, la generación de una blogsfera propia se convierte en el camino principal para hacer aflorar conocimiento y poner en valor experiencias que en la estructura jerárquica tradicional quedarían aisladas e inaprovechables. Distribuir la información y poder monitorizar el curso de los debates para localizar los problemas y conversaciones emergentes en la periferia de la red, se convierte en la nueva frontera de los gestores.

Al mismo tiempo, casi inevitablemente, la blogsfera corporativa se convierte en la primera forma distribuida de representación de la empresa1 y va transformando el curso y el destino de las carreras internas, haciéndolas mucho menos dependientes del territorio. Nuevos valores relacionados con la red emergen poco a poco y con ellos, un nuevo perfil de reconocimiento. El trabajador de éxito pasa a ser alguien con sensibilidad para reconocer demandas emergentes en el entorno de la empresa, formar equipos transnacionales adhoc y generalizar la asunción de nuevos discursos y enfoques en la red corporativa.

El papel jugado por la relación entre la identidad del trabajador y la identidad nacional de origen de la empresa se va trasladando al idioma porque el espacio de relación virtual es el lugar donde se focaliza poco a poco la vida profesional. Además, como la capacidad para seducir y convertir en acción las nuevas demandas es una habilidad cada vez más valorada, va extendiendose poco a poco una forma de “normalización” espontánea de la lengua basada en los elementos compartidos.

Pero este proceso, a su vez remarca la divisoria entre las grandes áreas lingüísticas. Las empresas extendidas en áreas relativamente homogéneas obtienen nuevos elementos competitivos… pero las que quieren crecer entre poblaciones de clientes y trabajadores lingüísticamente heterogéneas, pierden buena parte de las nuevas ventajas y oportunidades.

En el nuevo mundo de las transnacionales, la blogsfera corporativa es mapa y periódico de una comunidad basada en la movilidad y la inteligencia en la que la frontera entre la comunidad real y la imaginada se desvanece paulatinamente. La empresa se perfila como nuez de una comunidad cuya identidad va tomando protagonismo en las biografías de sus miembros por encima de la nacionalidad u otras consideraciones.

Si hemos visto en menos de dos décadas el salto de la empresa nacional a la empresa transnacional, no deja de ser tentador imaginar el siguiente paso, la identidad ciudadana transnacional basada en la empresa. La analogía con el mito veneciano es obvia, pues en el auge veneciano la construcción de negocio y la ciudadanía, la carrera personal y la biografía política, eran la misma cosa. Como la Venecia clásica, las nuevas transnacionales se definen sobre una base territorial exigua y una red siempre cambiante de relaciones y rutas, de itinerarios y sedes más o menos efímeras en los puertos de comercio. Como Venecia, los nuevos protagonistas empresariales se hacen cargo de más y más aspectos de la vida de su gente haciéndoles al tiempo, cada vez más protagonistas del destino común. De hecho no creo que resulte aventurado imaginar en la próxima década a grandes o pequeñas transnacionales, redes de PYMEs deslocalizadas o empresas de nuevo tipo, identificándose y compitiendo con modelos sociales diferenciados. En parte ya han comenzado a hacerlo azuzados tanto por el entorno como por la competencia por el talento.

En cualquier caso resulta cada vez más difícil imaginar a los trabajadores de las empresas globalizadas de las próximas décadas desde identidades constituidas a partir de lo nacional. Es harto difícil orientarse a una vida en movilidad, desarrollándose en espacios conversacionales desterritorializados y seguir explicando el propio ser en los términos en que el estado nación pretendía constituir a sus ciudadanos.

La nación fue la comunidad que imaginamos para explicar las relaciones sociales que nos envolvían cuando el mercado creció más allá de local. La comunidad que imaginamos para dar marco a una vida que se ramificaba en el territorio trayéndonos el mercado a cada aspecto de la cotidianidad. No fue fácil renunciar a la identidad tradicional, basada en la familia y la religión, que agrupaba sólo a personas cuyos nombres conocíamos en espacios que conocíamos palmo a palmo. Por eso la nación tardó siglos en madurar hasta parecer que siempre había estado ahí.

Pero hoy las nuevas venecias corporativas y sus nacientes espacios virtuales seguramente expliquen mejor y de forma más tangible, más personal, menos abstracta, más cercana a una comunidad real, la vida de centenares de miles de personas que se mueven por las grandes enredaderas comerciales y financieras del mundo.


1. Algo que habíamos predicho en El poder de las redes y que hoy empieza a ser común, véase por ejemplo: http://blog.wellsfargo.com/ o a una escala muchísimo menor http://lasindias.net

«Las nuevas venecias corporativas (II)» recibió 1 desde que se publicó el Sábado 6 de Octubre de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] el terreno de los hechos, lo cierto es que si 2007 ha dado un buen empujón a la tendencia neoveneciana que llevamos tiempo teorizando, 2008 dará un buen soplido a la espuma dospuntocerista dando nuevo […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.