LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Lo que los MOOCs deberían aprender de la Comédie Française… y de Isasa Weis

Hacer un MOOC no es filmar una clase o ponerle voz a un PowerPoint. Si el 90% de las personas que inician un curso en un MOOC no terminan es porque la gran mayoría de universidades y plataformas sigue ofreciendo lo mismo que la universidad… y del mismo modo.

Prácticas en las Indias

isasaweisEl modelo MOOC tiene muchas vueltas y mucha reflexión alrededor. Algunos tienden a un modelo más o menos automatizado de escuela del comunal otros empiezan a plantear las razones de por qué cosas como el OpenCourseWare de Universia no funcionan. Pero ¿da para tanto?

Cuando el cine estaba naciendo realmente como Arte de manos de unos cuantos hackers y piratas que ensayaban las nuevas gramáticas del entretenimiento, las élites escénicas francesas, alrededor del empresario Paul Lafitte tuvieron una idea «original»: Europa, Francia, París, eran las capitales de las artes escénicas. El nuevo negocio, en manos de aquellos piratas americanos nunca saldría de la categoría de atracción de feria con pretensiones. ¿Qué tal unir a las estrellas de la Comédie Française con los mejores técnicos y directores de escena y rodar grandes obras literarias con todo el saber hacer de los mejores escenarios de Europa? El resultado fue el estudio Film d’Art, todo un movimiento que marcó el cine europeo y posiblemente creó las peores películas del cine mudo de todos los tiempos. Como encima hubo que argumentar inversiones públicas y fracaso económico, el relato justificativo quedó… y con el tiempo, una cuota de pantalla obligatoria.

La clave: era teatro filmado. Y mudo. Mientras en EEUU empezaban a entender que la limitación de la ausencia de sonido era lo que inauguraba una nueva gramática, una nueva forma de construir relatos y transmitir sensaciones, en París a un nuevo medio se le imponía un lenguaje antiguo. Los actores hablaban y hablaban fijos en la escena, como en un teatro, pero nadie les oía y los espectadores perdían el hilo de la trama…

…igual que hoy el 90% de las personas que inician un curso en un MOOC se aburren, se pierden y lo no lo acaban.

MOOCs del terror, MOOCs que funcionan

No, no voy a presentarles al señor Khan como al nuevo Griffith ni a los vídeos del MOOC de Tabarrok y Tyler Cowen o los cursos abiertos de Universia como el nuevo teatro filmado. Podría. Porque no hay manera, ni los mejores contenidos académicos pueden curar la desolación que un PowerPoint filmado deja en el alma. Tanto peor la versión vídeo doméstico de una clase magistral en una universidad ibérica o latinoamericana. Seamos sinceros, la mayoría hemos pasado por ahí y aún tenemos escalofríos en las mañanas de invierno. La versión enlatada, comprenderán, embota aún más los sentidos. Y la inteligencia. Papel secante para las ganas de aprender y vivir.

Pero no todo es el horror. ¿Conocen a Isasa Weis? Una chica que con un blog y una camarita se ha acostumbrado a que sus clases sean vistas por medio millón de personas. Vean algunos de sus clásicos y ahora cuando comiencen a frecuentar bodas y comuniones de la primavera septentrional atrévanse a decirme que no tiene más influencia en la vida real que el jefe de la oposición en el Parlamento español. ¿Quieren una versión menos instrumental, más teórica, más académica? Vayan a BigThink, ellos no lo venden como un MOOC pero eso es exactamente lo que es. Y funciona muy bien.

Qué tienen en común Isasa Weis y Bigthink o por dónde empezar

  1. Vídeos cortos que responden a preguntas concretas por ejemplo «¿Llevan razón los medios cuando dicen que Keynes subestimó la avaricia?»…
  2. …pero que pueden encadenarse en relatos y tutoriales más complejos, por ejemplo esta maravillosa entrevista con Robert Skidelsky sobre Keynes ¡¡con transcripción para poder citar y comentar!!
  3. Ninguno de los dos pretende ser una institución educativa… igual que el primer Hollywood no pretendía hacer Arte. Para explorar e innovar hay que liberarse de la responsabilidad de los modelos del pasado: dejar de vender un relato cerrado para poner a disposición de quien quiere descubrir las piezas que van a servirle para construirlo. Ya saben: «tout ce qui n ´est point nouveau dans un temp d ´innovation est pernicieux».
  4. .

Moraleja

Igual que las pelis de zombis no van de matar muertos vivientes sino de sobrevivir a ellos mientras te echas pareja sin volverte loco, este negocio no va de rematar a la universidad zombi, sino de hacer las cosas como se hacen en el mundo real, o sea, en Internet, de transmitir información y permitir de una vez que se aprehenda conocimiento. En pocas palabras, de generar contexto para que las conversaciones de cada cual ganen calidad. Así que olvídense de las viejas categorías de una vez. Esto no es formación ni adiestramiento, no empieza por el «reclutamiento» ni termina con una «graduación» o una certificación.

Esto es un continuado de preguntas que las personas se hacen para enriquecer sus propios contextos. Dejar de pretender enseñar para comenzar a permitir aprender.

«Lo que los MOOCs deberían aprender de la Comédie Française… y de Isasa Weis» recibió 3 desde que se publicó el Martes 16 de Abril de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo de Cooperativas de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.