LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Lo que twitter nunca nos dará

Por qué, aun a sabiendas de que nunca escribiré bien, me empeño en seguir posteando todos los días.

scriptoriumSeamos sinceros: yo no escribo bien y no tiene sentido disimularlo y menos aún pretender lo contrario. Es más, no por escribir más ni más regularmente, escribiré mejor. Lo que me ha aportado el blog es otra cosa: la gimnasia cotidiana de estructurar ideas en relatos comprensibles. No sólo se trata de unir los puntos, se trata de contar cómo se unen esos puntos de una manera accesible para los que nos leen. Y éso si que mejora con la práctica.

El ejercicio de redactar un post

Como a casi todo el mundo, las ideas no me llegan organizadas linealmente, como un cuento, sino enredadas. Hay referencias, puntos que te llaman la atención y que se conectan con otros. Estos puntos normalmente están relacionados con cosas que he visto o leído, con frases o citas que he escuchado a otros. A las finales el esqueleto de un post es una idea y dos o tres enlaces. A partir de ahí, empiezo a trabajar:

  1. Coloco los enlaces en la caja de escritura de un nuevo post y la frase que resume la idea la pongo al final.
  2. Reordeno los enlaces una y otra vez. ¿Parece que la frase es una conclusión lógica? ¿Los enlaces se refuerzan unos a otros en la misma idea o suman argumentos? ¿Puede funcionar?
  3. Ya tengo los enlaces con varios saltos de línea entre si y mi idea central al final. ¿Hacen falta pasos intermedios para que el resultado sea una argumentación? Si es así busco un enlace por idea que resuma exactamente lo que quiero decir.
  4. Ahora empiezo a redactar las ideas alrededor de cada enlace. ¿Forma un bloque argumentativo en si mismo o con la siguiente idea/enlace? Si es así, pongo un titular, un h2, que resuma el sentido del epígrafe.
  5. ¿Necesitan contexto algunas referencias o palabras que usé para desarrollarlo? Para eso se crearon los hiperenlaces.
  6. Repaso el argumento. ¿Han aparecido, inexplicablemente, ideas interesantes que sirven para casar unas cosas con otras? ¡¡Bienaventuradas las negritas porque de ellas será el mundo de la lectura diagonal!! ¿Una idea parece llevar de forma natural a la siguiente al desarrollarse? ¡¡Perfecto, ese era el objetivo!!
  7. Llegamos a la idea final. ¿Se puede completar para que quede abierta? ¿Para que anime a otros a opinar o quedarse pensando sobre ello? ¡Adelante! Unos días no podré evitar la moralina, otros un poco de veneno… da igual, lo importante es evitar la sosería.
  8. ¿Se puede usar esa frase final como «excerpt»? ¿Va a condicionar la lectura o desanimar la lectura del post entero? Pienso y repienso para que sirva como enganche y la redacto.
  9. Después de todo eso pongo el título con la misma lógica: que despierte la curiosidad del que encuentra el titular en un lector de feeds.
  10. Y por último la foto. No se trata de que aporte excesiva información, no quiero que distraiga tampoco. El objetivo es que agregue valor a la forma, no al contenido. Quiero que evoque en el lector el estado de ánimo que me gustaría que compartiera conmigo: relajado, nostálgico, festivo, alarmado…

Y día tras día…

No pensamos linealmente, pero absorbemos historias y argumentos más fácilmente en forma lineal. Cuando repaso el post antes de publicar -o después, si como suele ser habitual, hay prisas- yo mismo entiendo mejor lo que al principio «sabía» solo de forma nebulosa. O me resulta evidente de repente que en realidad era una tontería o una obviedad y simplemente borro el resultado.

Escribir, estructurar las ideas en posts, ayuda a pensar mejor. Por eso es adictivo. Porque al convertir las ocurrencias en argumentos, aprendemos y al presentar argumentos permitimos a otros rebatirnos o apuntalarnos, es decir no les invitamos a expresar un ánimo tras la lectura, sino a construir con nosotros. Y eso es algo que un twit nunca nos podrá dar.

«Lo que twitter nunca nos dará» recibió 6 desde que se publicó el Viernes 21 de Diciembre de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.