LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Lo quiero vivo

El sheriff y la justicia comunitariaLa orden del ministro del interior francés, Claude Guéant hace unos días tras el atentado en Toulouse: Lo quiero vivo, me trajo esta mañana al despertar la imagen del sheriff del viejo oeste americano dirigiéndose a un grupo, que ya de espaldas, camina armado con sogas y antorchas dispuesto a hacer justicia. La siguiente escena suele ser un hombre escondido en el saloon del pueblo, el granero o alguna casa abandonada. En este momento, en las películas del oeste, los guionistas suelen optar por tres líneas: En la primera, el hombre en cuestión es inocente, y una actuación inesperada en último momento le salva de una injusticia -el grupo humano castigador reflexiona y se va cabizbajo. En la segunda, el hombre es claramente culpable, incendian la casa tirando las antorchas haciéndole salir para ir de cabeza a la horca -se hace justicia, mostrando el lado más salvaje de una sociedad incipiente donde todo vale y aún no se han descubierto ni mucho menos implantados los procesos judiciales. La tercera y última introduce la figura del juez, que se dirige a las masas enfervorecidas, proclamando el derecho a un juicio justo ante un tribunal.

Pero todo esto pasaba en el lejano oeste, y llegaba en modo de realidad filtrada por las pantallas de televisión, para mayor gloria de Hollywood en su trabajo por la divulgación de las bases en las que se sustenta la sociedad moderna (y sobre todo la norteamericana, claro). También en su última película, Robert Redford hace arqueología del derecho mostrando al, Secretario de Guerra, Stanton, dirigiendo un proceso judicial en función de su estrategia política bajo la proclama de satisfacer a la ciudadanía y culminar el proceso de construcción de los EEUU, para espanto del joven abogado defensor de la acusada. Para más inri héroe de guerra del ejército unionista.

En Francia, tras la orden del ministro, la operación de asalto de las fuerzas de seguridad y las propuestas oportunistas de un Sarkozy en plena campaña electoral, no hacen más que traernos, siglos después, actuaciones sólo cercanas por esas películas donde la dicotomía entre la justicia comunitaria y las garantías de las libertades se baten a diario en calles de tierra. Unas imágenes intentan mostrar el avance de una sociedad novicia. Otras, las que hemos visto estos días, una sociedad que avanza a pasos agigantados en su descomposición.

«Lo quiero vivo» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 24 de Marzo de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.