LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Localismo y autarquía no son P2P

La autarquía y el aislamiento, siempre significan pobreza. Pobreza material e intelectual. No necesitamos grandes invenciones ni cambios para convertirnos en más pobres, eso ya lo están haciendo muy bien la descomposición y la crisis.

aquatankeratsealHoy Juanjo me llamó para hacerme una entrevista por teléfono para un programa nuevo que está haciendo para una radio murciana. Juanjo es, para mi y de largo, el activista más potente que hemos conocido en lo que va de década. Por si me quedaba alguna duda centró sus preguntas en la transnacionalidad.

Y es que es el tema. La palabra «transnacional» está en la definición misma de filécomunidad transnacional empoderada con empresas») y sin embargo, cada vez encontramos más entre quienes buscan «construir filé» una interpretación localista, autarquizante con la que ya hemos discutido pero que sin embargo toma peso ante nuestros ojos.

El creciente discurso autarquista

En un turno de preguntas en una presentación hace no demasiado, un asistente llegó a definir la sociedad P2P como una sociedad donde no podríamos comprar yogures con piña en Bilbao… cosa que ¡¡le parecía bien!!

Pablo comentaba el otro día que sentía el aliento gélido de la xenofobia bajo las utopías autarquistas, tan diferentes del cantonalismo y el confederalismo históricos, movimientos cosmopolitas ligados a los grandes puertos comerciales de la época (Cádiz, Málaga y Cartagena).

Recordamos aquellos textos de Manuel sobre el subtexto de la obsesión exterminadora de las «especies invasoras», la obsesión con el «de aquí» que ha vuelto sospechosas a ojos de muchos amigos a nuestras amadas, hipertrazadas y naturalmente alimentadas vacas del Uruguay y otras tantas anécdotas.

Anécdotas tontas si se toman de una en una pero significativas cuando hablan de un entorno cultural al que la crisis hace temeroso y en el que hablar de casi media humanidad -los habitantes de China, Brasil, India…- como los causantes del cierre de empresas y todo tipo de males económicos está tan normalizado que nadie se para a pensar en que la salida de la pobreza de millones de personas haya podido ser la mejor noticia del último siglo.

La clave es el alcance

Es cierto que el discurso del modo de producción p2p aparenta una cierta ambigüedad: la reducción de la escala óptima puede parecer un argumento útil para los que creen en la autarquía como un modelo deseable. Pero se olvida algo básico: la reducción de escala óptima no es nada sin el crecimiento del alcance. Y no es solo el alcance del conocimiento compartido de lo que hablamos, sino del alcance de cualquier propuesta, tome la forma inmaterial de un programa o un diseño o la forma concreta y material de un producto acabado o de una modesta verdura.

La reducción de escala óptima significa mayor productividad, es decir más riqueza con menor uso de recursos. En un mundo que no ha abolido la pobreza, la esperanza que comporta la reducción de escala no es producir menos. No se trata de romper con los ideales de abundancia ni argumentar con todo tipo de saltos y trampas de lenguaje que «el mundo se agota», al contrario, se trata de abrazar esa posibilidad tecnológica y económica para hacer las cosas de otra manera, no para quedarnos sin piñas porque la piña no sea «autóctona».

La clave es el alcance. Antes no había alcance sin escala: solo las grandes multinacionales fruteras podían colocar frutas en el supermercado (generalmente otra gran cadena capturada por la lógica de escala). Siguiendo el ejemplo de la piña, hoy si la reducción de escalas óptimas de producción permite pensar en unas relaciones alternativas de producción y distribución de fruta es porque, gracias a la emergencia de Internet y el incremento de la productividad del transporte -dos de los motores del modo de producción p2p- el alcance se ha independizado de la escala y podemos comprar prácticamente de forma directa al productor.

No, la autarquía y el aislamiento, siempre significan pobreza. Pobreza material e intelectual. No necesitamos grandes invenciones para convertirnos en más pobres, eso ya lo están haciendo muy bien la descomposición y la crisis. El modo de producción p2p es otra cosa: una oportunidad para crear riqueza para cada uno sin rentas ni jugadores de ventaja dejando que capital y mercado se transformen y cumplan la función social que el cambio de escalas óptimas y alcances posibles permiten.

«Localismo y autarquía no son P2P» recibió 1 desde que se publicó el Domingo 6 de Octubre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.