LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Pasillo hospitalHace un par de años perdimos un guante en El Corte Inglés, cuando volvimos a al día siguiente a preguntar por él nos enviaron a objetos perdidos. En cuestión de minutos pasamos a un inframundo de galerías de luz mortecina, revestimientos gastados, colores beige envejecidos. El guante pasó a un segundo plano, sólo nos queríamos ir.

Ayer llegamos al hospital donde en los próximos meses continuaré con mi tratamiento. Es un hospital de la red pública de Madrid, afamado por sus proyectos de investigación y servicio de oncología. Al otro lado de la puerta giratoria el interior parecía hecho y pensado por el mismo arquitecto del inframundo. De un lado luz, sol, aire. Del otro pasillos estrechos, caritas tristes.

Los hospitales son de por si sitios complicados, uno acude en situaciones de riesgo propio o de seres queridos. A la posible situación de pérdida de salud se suman angustias, miedos. De manera inconsciente buscas referencias, impactos agradables, objetos bonitos, cualquier cosa que permita a tu mente escapar durante unos segundos, descansar, aliviarse. Este en concreto es viejo, pero no es cuestión de cómo ha envejecido el edificio, sino de cómo y para quién se pensó el uso del espacio. No pude evitar pensar en las personas que lo diseñaron ¿habrán visto el resultado de su trabajo, qué sentirán? ¿Acaso sólo las grandes inversiones en edificios representativos merecen un relato sobre el espacio y cómo influye en los que los transitan, viven o trabajan en ellos?

Y la pregunta final ¿no mejoraría el resultado económico de un centro sanitario por el simple hecho de ser bonito? Estoy segura que no sólo aumentaría el rendimiento laboral (menor absentismo, mayor motivación…) sino que el impacto en los pacientes también sería positivo en cuanto a la evolución de las patología, reducción de tiempos de hospitalización, de rehabilitación… Y no estoy pensando en decoraciones superfluas o lujos sinsentido que a veces observas en clínicas privadas. Eso responde a la necesidad de crear sensación de exclusividad en los usuarios. Hablo de otra cosa muy distinta, de cómo el medio contribuye a sentirse mejor, y eso cuando se está enfermo, es lo realmente importante.

«Los arquitectos de la enfermedad» recibió 24 desde que se publicó el Viernes 28 de Agosto de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.