LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

dni fundaCon el furor independentista instalado en Cataluña, la industria de la identidad imaginada nos ha regalado un par de joyitas. La previsible era un documento de identidad privado, otorgado por una asociación. Hoy en día eso no es otra cosa que una «autoridad certificadora», un emisor reconocido de certificados electrónicos que además te los imprime en una tarjeta que lleva un chip con los datos grabados. Las dificultades del DNI-e parecerían justificar todo un mercado y una competencia naciente, aunque la poca que hay, como Izenpe SA no es mejor técnicamente y su uso se debe más que nada al apoyo según unos, presión según otros, de las instituciones vascas para imponer su uso. Parece que esto de la identidad electrónica cuando se junta con las identidades nacionalistas, es una pura fuente de rentas.

Pero hoy en Vilaweb, un medio virtual tradicionalmente independentista, encontré algo realmente sugestivo: la identidad como funda. La idea me encanta. Se trata de no complicarse: usas tu DNI-e emitido por el Ministerio del Interior y reconocido por todo el mundo, asumes que es de trato difícil y le pones una funda para olvidarte del mal rato que te hace pasar frente al ordenador cuando vas a pagar en una tienda. En este caso la funda representa la fantasía de un estado catalán independiente, pero se me ocurre que si la competencia se traslada a las fundas, podría haber de todo tipo: fundas de la Federación Intergaláctica, fundas del Imperio Carolingio o del Califato de Córdoba, de la República Romana y del mundo de Hello Kitty, pero también fundas de clubs de fútbol, fundas de cofradías, fundas de asociaciones…

Es inevitable pensar que a un nacionalista catalán «de debó» lo de llevar una identidad española oculta le tiene que dar el morbillo de una individuación clandestina, pero a mi, lo que me atrae de verdad es el europeismo del invento. Europeismo en su auténtico y fatalista sentido: asumir que los estados no funcionan y en vez de pelearse para que lo hagan, simplemente ponerles capas encima hasta que abulten tanto en la cartera que optemos por tirarlos a la papelera más próxima.

«Los DNIs catalanes y las fundas rentistas» recibió 38 desde que se publicó el viernes 30 de octubre de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.