LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Los mapas del buhonero conectado

Usando las redes de telefonía celular o satelital nuevos mashups centralizan y representan sobre mapas la conversación de una red en movimiento y desterritorializada. Sistemas en principio pensados para emergencias con evidentes usos cotidianos para el activismo, la seguridad o las redes comerciales.

Cuando tras las elecciones kenyatas de finales de 2007 comenzaron a sucederse actos de violencia, un grupo de periodistas puso en marcha un mashup para recoger las alarmas en tiempo real y posicionarlas sobre el mapa.

Aquella iniciativa llamó la atención de ONGs del Africa anglófona y muy pronto obtuvo de una de ellas una subvención de 200.000$ para desarrollar una versión beta. El resultado: Ushahidi, un software de publicación que unido a pequeñas aplicaciones para postear miniposts desde smartphones, recoge los mensajes de una red de corresponsales y los posiciona sobre un mapa y en un cronograma.

El problema de Ushahidi como software útil en emergencias es su dependencia de la conectividad. Cuando los desastres son sociales es bastante probable que las antenas de telefonía móvil se mantengan en pie. Sin embargo, ese no fue el caso de los recientes terremotos en Haití y Chile. Cuando en situaciones así se buscan infraestructura y productos para la resiliencia, la comunicación satelital es la respuesta.

Por menos de 5€ al mes Spot ofrece un sistema de posicionamiento en tiempo real que permite enviar además SMSs, alarmas y correos electrónicos.

El proceso es en realidad el mismo: enviar mensajes, postéarlos en red privada o en web abierta y representar automáticamente sobre un mapa la evolución en el tiempo de los miembros de una red. Moblog + geoposicionamiento.

Pero si Ushahidi se presenta como una herramienta ideal para centralizar las crónicas de una red de corresponsales y Spot como infraestructura básica para el seguimiento y eventual rescate en viajes aventura y deportes de riesgo, tampoco resulta difícil imaginar usos cotidianos: desde el trazado y protección de cooperantes a reportes veterinarios, mantenimiento de infraestructuras, una red de activistas electorales o una modesta red de comerciales en la ciudad.

Representarse sobre un único territorio, en una plataforma común, es centralizarse. Algo que si aspira a suplantar al conjunto de la red sólo puede ser destructivo, pero que al servicio de una pequeña comunidad real desterritorializada puede convertirse en una potente forma de relacionarse con el entorno, de abrir conexiones sobre un territorio, de ofrecer contacto presencial o ayuda física de proximidad.

Cuando hace nueve años unimos por primera vez PDAs, telefonía móvil y un desarrollo libre para hacer blogs programado por nosotros mismos, para crear el primer moblog del mundo, no imaginábamos hasta que punto, una década más tarde, los bardos, buhoneros, reporteros y serenos del nuevo siglo nos vindicarían con su cotidianidad.

«Los mapas del buhonero conectado» recibió 1 desde que se publicó el Domingo 21 de Marzo de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] ese contexto, el software de Ushahidi nadaba contra corriente. Su primer programa fue pensado para geoposicionar reportes y mensajes móviles escritos sobre el terreno. La siguiente herramienta Swift River, es un sofisticado filtro de posts y noticias que utiliza […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.