LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Los mapas ideológicos del mundo p2p (conclusiones)

¿Cuáles son las tendencias y los ejes determinantes de las nuevas ideologías surgidas al calor del p2p? ¿Qué quedará en unos años de todo esto?

En todas las épocas de cambio los nuevos movimientos políticos forman un magma cambiante de grupos y discursos, de etiquetas y eslóganes. Avanzar cuáles serán los determinantes en la Red en los próximos años significa algo más que priorizar arbitrariamente entre los ejes que hemos estudiado en los posts anteriores. De hecho tienen más posibilidades de cristalizar y perdurar aquellos movimientos que:

  1. Sean economicamente sostenibles por su propia naturaleza organizativa.
  2. Tengan capacidad para crear espacios deliberativos estables en un ámbito transnacional
  3. Conecten con claridad con corrientes de fondo de la cultura popular ofreciéndoles una interpretación de los cambios sociales facilmente asumible.

Desde todos puntos de vista el decrecionismo es una apuesta segura. Su catastrofismo (ambiental, energético y ahora económico) asegura una fácil interpretación y eco dentro de los márgenes de la cultura de la adhesión. Su discurso moral penitencial (nuestro modo de vida está en el origen de todas las catástrofes) conecta facilmente con un trasfondo cultural antimercatista muy presente en los países de cultura cristiana. Si además es capaz de consolidar pueblos o espacios económicos más o menos autárquicos, bien a partir de las ecoaldeas bien desde la Transition Network, se convertirá con toda seguridad en una referencia estable durante las próximas décadas.

En un segundo nivel y a corto plazo el movimiento Zeitgeist tiene buenas cartas para cuajar y convertirse en un movimiento transnacional. Con tanto afán proselitista como los decrecionistas, conecta con el universalismo cultural seguramente con aún mayor facilidad. Pero su debilidad actual está precisamente en las dificultades que experimenta para crear un espacio deliberativo estable en un ambiente ya muy tocado por la cultura de la adhesión y la dificultad, que se observa en sus foros, para plantear cosas que hacer, que construir más allá de la difusión y evangelización al estilo de un movimiento soccial o un partido de izquierdas clásico (proyecciones, debates, etc.). En este sentido la fortaleza de Zeitgeist (su comprensibilidad en términos tradicionales) es su verdadera debilidad de fondo: se trata de un movimiento declarativo, lejos de la ética hacker siempre más preocupada por hacer ahora que por crecer organizativamente.

Finalmente el tercer polo de atracción entre estas tendencias es el comunitarismo «proglobi» e «informacionalista» y dentro de él el neovenecianismo por dos claves: transnacionalidad e independencia de su estructura económica respecto a los estados. Dos características ausentes en el glocalismo que pueden suponer su techo, en especial cuando, a partir de 2013, la burbuja inmobiliaria brasileña obligue a políticas restrictivas en gastos públicos y por tanto en proyectos de desarrollo local.

El neovenecianismo probablemente de forma a una parte de los movimientos y organizaciones que sucedan a las que ahora ocupaban posiciones centrales en varios de los gráficos de los posts anteriores. No porque la P2P Foundation ya haya declarado su vocación de evolucionar hacia filé, lo que sin duda generará cambios ideológicos también, sino porque una parte no menor de la corriente de opinión que ahora se agrupa en torno a blogs como GlobalGuerrillas en el mundo anglosajón, se volverá paulatinamente hacia el un neolocalismo comunitarista cada vez más potente en EEUU pero también cada vez más influido por el decrecionismo.

Y a largo plazo…

En el marco de la descomposición es muy difícil que movimientos puramente declarativos como Zeitgeist puedan sobrevivir. Al margen del estado y del mercado, animados por una mirada universalista que le hace difícil, si no imposible, construir comunidad, su única opción es convertirse en una suerte de fundación con un voluntariado dedicado al proselitismo pero incapaz de desarrollar un entorno de bienestar autónomo que sirva de escaparate a su propia mirada sobre la economía y cómo debe organizarse.

La tendencia a largo pasa pues por la «comunitarización» de estos movimientos alternativos y por tanto por la definición en torno a dos polos principales sobre el eje decrecionismo- lógica de la abundancia. Tendremos pues comunidades reales como protagonistas. Comunidades que no aspiran a «tomar el poder» ni tienen por objetivo principal cambiar leyes o crear instituciones internacionales, sino experimentar sus propios modelos de desarrollo económico y relación con el medio. En un extremo serán decrecionistas y agraristas, en otro proglobalistas, informacionalistas y con economias muy insertadas en mercado mundial. Ese será el eje principal de diferenciación y en torno a él surgiran propuestas, es decir, nuevas comunidades, organizadas sobre posicionamientos intermedios. Toda una gama de futuros «a medida» para las comunidades nacidas de las redes p2p de hoy

«Los mapas ideológicos del mundo p2p (conclusiones)» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 8 de Enero de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.