LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Los servicios web como itinerario biográfico

Poco a poco se configura un verdadero “camino de iniciación digital” que arranca en las mal llamadas redes sociales como Tuenti, sigue con Blogger y termina en la lógica hacker y bricoleur del hágaselo usted mismo y servicios identitarios muy específicos como Red Panal

De un tiempo a esta parte habréis visto que ando declarando mi independencia virtual respecto a la mayoría de los servicios web. Con la memoria cada vez más barata, ¿qué sentido tiene depender de un Yahoo! o Google para albergar tus propios vídeos o fotos? ¿Qué sentido tiene crear nuevas formas centralizadas como Twitter cuando podemos crear algo como la RMD?

Esos servicios, hoy ya básicos, tuvieron su momento, sirvieron para iniciar y difundir nuevas formas de comunicación bloguera. Pero esto no quiere decir que vayan a languidecer o desaparecer.

Tuenti y Orkut: la iniciación

Al contrario, lo que pasa es que ocuparán su lugar en esa especie de camino de iniciación digital que arranca con las mal llamadas redes sociales como tuenti.

Cada generación y cada época en cada lugar tienen su iniciación mediante alguno de estos servicios, dándoles un ciclo periódico. Si recordáis primero fue el estallido de Friendster y Orkut. Luego nadie habló de ellos durante un par de años, hasta que aparecieron myspace.com y Tuenti.

La innovación original que ofrecían estos servicios (la posibilidad de trazar la red social) pronto se incorporó a todos los servicios web, como ya predijimos en 2004

¿Qué aportan hoy? Pues la verdad es que para internautas con ciertas horas de vuelo en Internet y dejando al margen regresiones adolescentes y búsqueda de sustitutivos de meetic o match.com, más bien nada. Pero socialmente son el punto de entrada a un uso activo de Internet, una verdadera escuela de ciudadanía digital. Por eso la media de edad es muy baja, en tuenti.com, que es la red más extensa en España, el 80% de los usuarios está entre 15 y 20 años.

Cada nueva generación que entra a la red, descubre a través de Orkut, Tuenti o similares, el poder de abrir redes producido por la conexión directa a otras personas, descubre la no necesidad de contacto presencial, la magia de la web y la interacción… Hasta que empieza a darse cuenta de que está en una escuela, quiere más espacio, más poder, más capacidad de relación… y descubre la blogsfera.

La blogsfera como servicio

El segundo escalón de este proceso es el uso de la blogsfera como un conjunto de servicios. Blog en Blogger, fotos en flickr, vídeos en YouTube… lo mejorcito de la web 2.0. En un principio el blog es una mera selección de contenidos, una bitácora de las exploraciones de cabotaje de quien todavía es un usuario. Luego, en el mejor de los casos, va adentrándose en la corriente, generando sus propios contenidos: primero texto, luego tal vez, pequeños montajes de vídeo con JumpCut o retoques fotográficos con Picnik. El usuario empieza a ser bricoleur, empieza a descubrir la ética del hacker y pasa a vivir la web 2.1

La madurez bloguera

Poco a poco deja de ser principalmente un usuario. Busca un dominio y lo asocia a un hosting barato para poder instalar su propio WordPress. Empieza a explorar por su cuenta y sacar partido del Poder de las redes. De alguna manera habrá entrado a formar parte de la muy discutida netocracia

Los servicios avanzados

Esto no quiere decir que abandone los servicios externos. Simplemente dejará de depender de ellos y explorará otros nuevos. Pero estos estarán centrados necesariamente en el bricoleurismo, ofrecerán un plus más allá de lo que podemos hacer facilmente en nuestra red. Matías lo cuenta hablando de Red Panal, un colectivo musical donde los músicos intercambian pistas y se agregan a los proyectos de otros para acabar creando juntos nuevas obras:

El usuario Veredita subió una pista que llamó Lavalle. Por otro lado, DJStuart había subido unas pistas de baterías electrónicas y José, desde Venezuela, subió una banda sonora que llamó War Wood. Finalmente, Ubatuba le agregó unas guitarras eléctricas, y elnegro hizo una mezcla final, sumando todos los archivos.

Pero la propia calidad del resultado nos relata también mucho. En un sitio como Red Panal no se trata de compartir música (en realidad compartir descargas) sino de crear música. Los que lo hacen lo viven con identidad y dedicación, se lo toman en serio, son músicos.

La red y los servicios de los netócratas son necesariamente reducidos, no compiten por el número, por encuadrar usuarios al estilo de Google, Yahoo! o mySpace… sino por mostrarse útiles a una identidad muy concreta. Es más interesante para Red Panal un buen vocalista con ganas de compartir y crear con otros que 1000 baterías aficionados que no están dispuestos a participar de las creaciones de otros.

Conclusiones

Como ya sabíamos y argumentamos criticando el rankismo, no existe una blogsfera sino muchas, un verdadero mar de flores de redes e identidades. Su diversidad es irreductible.

Pero si queremos hacer una cierta taxonomía de este mar de flores, si aún teniendo claro que servicio y red son cosas bien distintas queremos clasificarlo de algún modo…. más nos vale verlo como un viaje, como un camino biográfico.

Así entenderemos que los servicios más populares serán rara vez los más innovadores o los más interesantes, serán simplemente los más educativos y mejor promocionados, los que satisfagan mejor las necesidades de esa iniciación a la vida en red que es útil al mayor número.

Serán tal vez servicios creados por la netocracia, pero no serán para uso de la netocracia, que andará siempre en cositas más pequeñas y sofisticadas.

«Los servicios web como itinerario biográfico» recibió 0 desde que se publicó el miércoles 19 de marzo de 2008 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.