LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

diferencia-ingresos-sexosClaudia Godin, economista de la universidad de Harvard, concluye en un reciente estudio que la solución definitiva a la disparidad de ingresos entre los sexos que tradicionalmente se observa en los Estados Unidos (pero que es típico también de la mayor parte de los países industrializados), se «reduciría considerablemente e incluso podría desaparecer si las empresas no tuviesen un incentivo desproporcionado a recompensar a los individuos que trabajan muchas horas y en horarios particulares»; en otras palabras, el problema se solucionaría en gran medida si las empresas viesen los beneficios de la flexibilidad laboral.

Y es que gran parte de la evidencia analizada por Godin indica que las diferencias entre sexos se deben a que los trabajos presenciales tradicionales del mundo corporativo parecen presentar un sesgo a favor de aquellos que simplemente pasan más tiempo en el cubículo, para lo cual las mujeres quedan en desventaja debido a las exigencias de la maternidad.

Hasta aquí, todo bien. Quizás lo que esté de más son las exhortaciones de Godin para que las grandes empresas se percaten del problema y adopten esquemas laborales más flexibles. Porque si se trata al fin y al cabo de un tema de incentivos organizacionales, entonces más que exhortaciones, lo que corregirá esos incentivos será un cambio estructural de fondo en el mercado laboral. Y ese cambio ya se está dando, y es irreversible.

«Los trabajos que vienen y la disparidad de ingresos entre los sexos» recibió 3 desde que se publicó el Miércoles 5 de Marzo de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Alan Furth.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo Cooperativo de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.