LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Mitra y la vida interesante

Ni orientales ni protocristianos. El mitraismo fue primer programa de desarrollo personal del que tenemos registro histórico.

Documentando la entrada sobre el mito de Mitra en la Indianopedia me llama la atención cómo la mayoría de los historiadores de la religión comienza por destacar la particularidad que el mitraismo representa en relación tanto a la religio clásica -en realidad un sistema simbólico de exaltación de valores funcionales a la convivencia- como en relación a los cultos mistéricos tanto clásicos como orientales de los que se diferencia fácilmente pues simplemente no tiene elementos sobrenaturales.

Y es que a pesar de que se ha destacado mucho su relación con el cristianismo -pues el cristianismo tomó de los mitreos no poca cantidad de símbolos e incluso relatos y ceremonias– el Mitra romano nunca se pretendió un dios material, histórico, que interactúa con los humanos como el dios persa del mismo nombre o su primo judío. De hecho, no es -como todos los dioses de la religio- más que una metáfora. Lo particular es que no es la metáfora de un valor, una actividad o un comportamiento social, sino del camino vital y las potencialidades presentes en cada persona.

Releyendo el mito y su pedagogía en siete niveles, se hace claro que en realidad el mitraismo es pura y simplemente el primer programa de desarrollo personal del que tenemos registro histórico. De ahí su trascendencia y la reaparición constante de elementos que le son originales en las principales formas de ceremoniosidad de la comunidad real posteriores, y en especial en las de los gremios medievales que ya comentábamos en «Filés».

De hecho, la lógica misma de funcionamiento de los mitreos, que se dividían cuando el número de miembros -todos varones- se acercaba al medio centenar -lo que nos remite a una relación con la comunidad que tiene presente el número de Dunbar- su extensión entre mercaderes, artesanos y mercados -aun más que con las legiones como se suele destacar- y el carácter horizontal del culto, sin una estructura de sacerdocio centralizada -como la judía o la ísica- ni descentralizada -como la cristiana- nos lleva una y otra vez a un mundo lleno de paralelismos con el que unos siglos después, dará lugar al nacimiento de los artes.

La verdadera pregunta es por qué surge el mitraismo, no cómo se relaciona con el cristianismo o el estoicismo. Y la respuesta tiene que ver con el objetivo de su propuesta vital: el desarrollo de la «serenitas» de cada uno, de su soberanía personal y la convicción de que esa -y no el sometimiento a un supuesto bien común o dogma de cualquier tipo- es la base sobre la que la propia comunidad se hace resiliente.

Y es que no hay que olvidar que el mitraismo se implanta -de hecho, seguramente se crea- en las provincias más romanizadas alrededor del año 150. Cuando el régimen imperial está demostrando ya no ser una solución a la descomposición de la sociedad republicana y sus valores como pretendía, sino un agente de su desarrollo. Es decir, en un momento en el que ya no basta con enaltecer los valores colectivos y en los que muchos empiezan a buscarles una base material más allá del sistema político, en la propia comunidad real y el ethos que se construye para ella.

¿Qué buscaban aquellos primeros mitraistas con sus símbolos, sus ceremonias, sus banquetes y su mito de abundancia? Pura y simplemente empoderar a sus comunidades reales, darles un modelo simbólico desde el que construir el relato de una vida interesante en un entorno en descomposición. Lo fascinante es constatar hasta qué punto los pasos y escenas del relato mítico se suceden de una forma similar a las etapas de los programas de desarrollo personal actuales. Empezando por nuestro querido manual para una vida interesante.

«Mitra y la vida interesante» recibió 1 desde que se publicó el jueves 18 de julio de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.