LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Montesé su propia CIA

La diversidad de raices culturales, idiomas maternos y referencias biográficas que hoy existen en cualquier organización, forman una cantera que en otros tiempos sólo estaba al acceso de las grandes agencias gubernamentales y los ejércitos soviético, británico, francés y norteamericano

El otro día comentabamos a raiz de mi post sobre las estrategias de negociación en conflictos donde hay muchos agentes, un lector me preguntaba si es que mi

planteamiento pasa por despojar, entonces, al Estado de la exclusividad de la Defensa de sus súbditos

A lo que yo le respondía que

no es que el estado “deba” dar paso a otros sujetos. Es que quiera el estado o no, están ya ahí y surgirán más. Esta la es la esencia del conflicto en red, es policéntrico.

Leyéndolo, Lobo comentaba como ejemplo la agencia de información antiterrorista de la Policía de Nueva York, la última estructura llegada a la comunidad de inteligencia.

No hay demasiados resultados en Google, pero buscando en otros medios podemos encontrar cosas como este artículo en la New York Magazine de junio de 2003 que no tiene desperdicio.

En él el responsable de la nueva agencia de inteligencia neoyorquina dice cosas como:

Sabía que no podíamos dejarlo en manos del gobierno federal. Estamos haciendo todo esto porque el gobierno federal no lo hace. No es suficiente decir que son sus competencias si no las asume

¿Qué están haciendo? Básicamente han creado un cuerpo de inteligencia antiterrorista que contaba en sus orígenes (2002) con 125 agentes repartidos entre otros sitios por Nueva York, Londres, Lion, Hamburgo, Tel Aviv y Toronto, donde de paso han ganado formación. Agentes que han realizado acciones y conducido interrogatorios en Afghanistan, Egipto, Yemen, Pakistan, y Guantánamo.

Impresiona la descripción de las oficinas: un viejo almacén abandonado en el que agentes de la policía de orígenes culturales diversos han sido reconvertidos en traductores de lenguas de todo el mundo musulmán y se dedican a analizar fuentes abiertas de todo el mundo, desde Al Jazeera a los boletines electrónicos y sitios web y aprender a pensar como terroristas.


Todo empezó tres meses y medio después del 11S

cuando Michael Bloomberg sustituyó a Giuliani como alcalde e invitó al anterior concejal de seguridad Raymond Kelly, a poner en marcha un plan de prevención antiterrorista. Kelly fichó como comisionado de contraterrorismo a Frank Libutti, un teniente general de marines retirado y como comisionado de Inteligencia a David Cohen, un exjefe de operaciones de la CIA.

Pronto descubrieron que entre los agentes de la policía que andaban poniendo multas por las calles tenían 27 que eran bilingues con el árabe. La formación de un primer grupo de agentes con conocimiento de la lengua y la cultura árabes, urdu, pastún, magrebí e incluso turcómana, les llevó según Kelly a poder empezar a entender un mundo en el que las acciones armadas eran “una suerte de propaganda corporativa“.

Lecciones

La formación y el vuelo internacional de esta nueva y pequeña agencia de inteligencia nos enseña bastantes cosas interesantes:

  1. Gracias a las tecnologías de análisis de información pública, con un presupuesto limitado es posible crear un grupo de inteligencia con capacidad de acción global. Si puede hacerlo el ayuntamiento de Nueva York pueden hacerlo muchas otras intituciones y organizaciones privadas.
  2. La diversidad de raices culturales, idiomas maternos y referencias biográficas que hoy existen en cualquier organización, forman una cantera que en otros tiempos sólo estaba al acceso de las grandes agencias gubernamentales y los ejércitos soviético, británico, francés y norteamericano. El material y el capital humano están en las calles y los barrios de nuestras ciudades.

Hoy en día no hay que mirar muy lejos: los bancos, muchas de las antiguas empresas públicas europeas e incluso las cajas se han convertido en gigantes transnacionalizados altamente sensibles al riesgo político.

¿No es de esperar que se personen en el swarming global cuando los costes de las tecnologías que lo permiten son tan asequibles que pueden incluso disfrazarlos de gastos del gabinete de estudios o subvenciones a algún pequeño think tank independiente?

Definitivamente este es un mundo ciberpunk, la multiplicidad de agentes está aquí y el estado y sus sistemas de inteligencia, sobre todo en casos como el español en que siguen anclados en otro siglo, está quedando definitivamente atrás. Los verdaderos protagonistas han de pensar y piensan cada vez más como príncipes renacentistas… y corsarios mediterráneos.

«Montesé su propia CIA» recibió 1 desde que se publicó el lunes 24 de octubre de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] que los más de 21.000 despachos que hoy se conservan describen es un sistema de inteligencia distribuida que saca partido tanto de la información pública como de las experiencias personales de cada […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.