LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

9AM montevideanas, 2PM peninsulares. El avión aterriza con veinte minutos de adelanto. Me recoge Juan Carlos -nuestro taxista de confianza- y pasamos por donde Sandra que ya lleva un par de horas trabajando. Nos vamos directamente a Migraciones. Pedimos hora para iniciar el trámite de residencia. Sólo se tramitan 20 al día. No tengo cita hasta el 7 de diciembre. Aprovecho para chequear documentación, parece que en Uruguay la famosa «apostilla de la Haya» no la conoce nadie. Osea no vale la legalización de certificados por Exteriores español, hay que mandar de vuelta los papeles, llevarlos al consulado uruguayo en Madrid y de ahí a Exteriores en Montevideo. Vamos a comer con Daniel Arbulo, hablamos del próximo congreso de Eurolatim en Buenos Aires, de Red del Sur y sobre todo me pone al día de Paulo (Núñez), a quién conocimos hace unos años y que anda ahora con un grupo interesante intentando organizar una coop que me recuerda a las Indias de hace diez años. Vamos a una mensajería a mandar urgente de vuelta los certificados para Madrid. Al rato nos llama Paulo. Un entusiasta lleno de energía y buen humor con quien compartimos además amigos por la península. Paulo tiene la cabeza bien ordenada: tienen descripción y lógica de producto. Lo vió bien claro, en esta ciudad hay espacio, necesidad de hecho, para una cooperativa dedicada a ayudar a la comercialización y marketing de las PYMEs y en especial de las cooperativas. Sus puntos débiles: la dimensión cooperativa y conocimiento de experiencias contrastadas en otros lugares en marketing online. Quedamos en organizar un pequeño seminario en Escardó durante estos días para los socios. Ni contar la ilusión. Ya me faltan horas libres en la agenda al menos hasta la llegada de María y Manuel. Son las siete, corremos a recoger a Caro que está llegando en el Buquebús. Aún ni he pasado por casa. Cena en «el Astillero». Caigo como una piedra en la cama. Acabo de despertar ahora. Es demasiado temprano, claro. Me asomo al jardín. El ciruelo indiano está nevado de flores. Estoy feliz. Con ganas de tener a los indianos lo antes posible acá, fuera de la violencia no siempre pasiva de ese Madrid agobiante y descompuesto que vamos dejando atrás. Tal vez sea sólo el efecto del calorcito húmedo de la primavera en el Río de la Plata. Tal vez la diferencia de conversaciones. Tal vez las dos cosas. Pero siento esto ya como nuestra casa de verdad.

«Montevideo en flor» recibió 0 desde que se publicó el sábado 17 de septiembre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.