LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Navidad es cuando descubres que mañana no será más oscuro que ayer

Esta Navidad tiene más significado solsticial para los indianos que ninguna otra antes: en un mundo cada vez más descompuesto hemos aprendido a reinventarnos, a crecer y a construir partiendo de casi nada y con casi todo en contra. Ya nos permitimos soñar con los frutos. Ha llegado el momento de compartir.

Desde nuestra fundación en el 2002 muchos han sido los retos que los indianos hemos ido superando, desde conseguir ser mínimamente viables, a aprender a crecer. Años de ensayo y error que nos han enseñado a ser, ante todo, resilientes. Llegamos a este solsticio de nuestro noveno año con la sensación de haber alcanzado un punto de no retorno: el cierre, a grandes trazos, de nuestro modelo de filé.

En 2010 pusimos a prueba nuestro modelo de integración. Hemos pasado de un periodo caracterizado por tener muchos itinerantes y ningún crecimiento, a otro donde tan sólo hemos aceptado tres. De ellos, dos se han convertido en unos magníficos aprendices y otro en un valioso aporte para nuestra participada con más crecimiento. Cerramos además 2010 con 3 nuevos itinerantes que no pueden ser más prometedores.

Creemos haber alcanzado también el cierre de nuestro modelo de grupo cooperativo. Si hasta ahora el centro estaba en los emprendedores artesanos y la Red Honos (que ya da trabajo a medio centenar de personas), en estos últimos meses hemos reorientado la apuesta hacia las cooperativas asociadas. Una orientación que refuerza la democracia económica y da sentido en la carrera interna a la fase de compañerismo a la que en 2012 llegarán los que hoy son aprendices.

Hemos recuperado soberanía además sobre algo tan importante para nosotros como nuestro sistema de publicaciones. Los libros de la «Colección Biblioteca de las Indias» no podían arrancar mejor y de momento el modelo editorial no podría generar mejores resultados, impulsando además un tipo de relación directa entre autores y lectores que apunta hacia un modo de comunicación que busca no al «público lector» sino a las comunidades reales.

Y sobre todo, en nuestra relación con el mundo, nos hemos embarcado, con el timón de Jose Ignacio Goirigolzarri, en el proyecto más ambicioso llevado nunca a la práctica para impulsar la transnacionalización del bienestar y la cohesión social en el mundo latoc: Garum Fundatio. Garum se apoya además sobre dos ejes fundamentales e históricos para nosotros: conocimiento libre y redes. Las dos herramientas más potentes contra la descomposición.

Los futuros que vienen

Pero seguramente el mayor logro del 2010 haya sido consolidar el marco teórico global que ya esbozábamos en el editorial del año pasado. Un marco para entender y construir mucho más sólido que se sitúa en continuidad y coherencia con las distintas ediciones que desde 1990 los ciberpunks hicimos de nuestro «documento identidad».

La publicación de «Los futuros que vienen» supone el fin de un gran ciclo que ha sido convulso, precario y fértil a la vez. Un ciclo que comienza para nosotros en julio de 2006 con la hibernación del grupo Ciberpunk y la apuesta posterior, desarrollada a tientas, por construir una filé a partir de la entonces magra estructura de la Sociedad de las Indias Electrónicas. Un periodo marcado en todo el mundo por la generalización de los síntomas de la descomposición. Descomposición que encontraba su paralelo en Inet en una clara tendencia a la recentralización impulsada estratégicamente desde los medios y los nuevos gigantes de la red.

El marco global que asumíamos cuando comenzamos la construcción de la filé se ha transformado profundamente. No estamos ya en una etapa de desarrollo de las redes distribuidas y las libertades de la globalización, de crecimiento económico y emergencia de nuevos sujetos transnacionales democráticos. Tampoco estamos en lo contrario. Estamos en un momento de tensión histórica en el que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. El capitalismo que viene no consigue imponerse pero el viejo capitalismo de amiguetes se blinda alrededor de un estado nacional cada vez más disciplinario que a pesar de todo no puede dar marcha atrás en el tiempo. En esa tensión las bases mismas del crecimiento y la cohesión social se ven dañadas al punto de hacer plausible un horizonte donde ni lo viejo ni lo nuevo sean viables. Es a eso a lo que llamamos descomposición. Su importancia es tal que necesitábamos un relato que lo explicara y lo integrara en nuestra propia experiencia y perspectivas.

«Los futuros que vienen», que se subtitula «la descomposición global y la importancia de la comunidad en el siglo XXI», es un balance crítico de nuestras propias expectativas desde 1989, una expresión de la coherencia y continuidad de nuestro análisis y una síntesis ordenada pero abierta de todo lo aprendido en la construcción de la filé. Nos sitúa ante un mundo en descomposición con un Norte y una propuesta clara desde y para nuestro entorno real. Algo que los indianos sabemos mucho más valioso para la resiliencia de nuestra comunidad que ningún fondo que podamos constituir o tecnología que alcancemos a desarrollar.

El mundo y la descomposición en 2011

De hecho, todo apunta a que en 2011 tendremos más descomposición en los estados centrales. Estos, acuciados por la competencia de las nuevas potencias emergentes, tendrán que «soltar lastre» tanto de sectores «privilegiados» (funcionariado, campesinado, etc.) como de gastos en cohesión social. Resultado: un desarrollo del autoritarismo que adelantan España, Hungría y Francia.

En Europa la conflictividad social y la crisis se mueven ya claramente desde la periferia (Islandia, Grecia, Irlanda) hacia el centro (primero España y Portugal, ahora Francia y Bélgica). Las perspectivas económicas sólo siguen siendo vibrantes en los nuevos imperios emergentes (Alemania, Brasil y China) y en el Africa lusófona. Inquietantesaunque con crecimiento– en la América de lengua latoc.

El año de la transnacionalización

Para los indianos, este año -en el que es predecible en toda Europa un auge de nacionalismos estatales violentos y disciplinarios y una cada vez mayor presión sobre las libertades- será el año de la transnacionalización. Eso no quiere decir que abandonemos la UE, al contrario, comenzaremos el año abriendo una nueva base en Bilbao, pero también 2011 será el año en el que retomemos y consolidemos el passagium, adaptándolo a los ciclos comerciales y de producto y dando vida y presencia a nuestra Casa de Indias en Montevideo.

El rumbo está fijado en retomar la expansión de nuestra cartera de clientes con proyectos ligados a nuestra propia transnacionalidad para a partir de ahí impulsar cooperativas asociadas al grupo fuera de Europa y mantener el ritmo de crecimiento en la comunidad indiana alentando que nuestra transnacionalidad se refleje en la colección de pasaportes

Un solsticio con sabor a futuro

La fiesta navideña no es otra cosa que la celebración de los primeros signos de «renacimiento» del Sol en las culturas mediterráneas. Tras meses de días cada vez más cortos, poco a poco la luz volvía a ganar terreno sobre la oscuridad. La promesa del calor y de la fertilidad volvía al horizonte. Pero el solsticio no es la vuelta de la luz y del calor. No es el momento en que las cosas se tornan fáciles. Es Navidad cuando sabemos que mañana no será más oscuro que ayer.

En estos años hemos ganado cuerpo, hemos aprendido a separarnos de lo dañino, a ser resistentes, a ser resilientes incluso en el crecimiento. Ahora llega el momento de aportar a nuestro entorno real, de compartir nuestro futuro. Es, uno más entre muchos, no pretendemos imponérselo ni vendérselo a nadie. Pero es el nuestro. El que no puede dejar de venir. El que no se nos va a escapar, porque sin duda, nos encontrará construyendo.

«Navidad es cuando descubres que mañana no será más oscuro que ayer» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 25 de Diciembre de 2010 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.