LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Obama, la crisis y el Monopoly de Ganímedes

Juego de Guerra (PK Dick, 1954) es un cuento interesante en estos días. Se desarrolla en la aduana de la Tierra en vísperas de Navidad. El protagonista se dedica a revisar con especial cuidado una partida de juguetes de Ganímedes. Los ganimedianos tienen la costumbre de someter planetas civilizados y teme nuestro protagonista que los juguetes puedan actuar a modo de caballo de Troya.

Pronto descubre uno que llama su atención. Un juguete de piezas animadas controladas por un pequeño ordenador que representa el asalto a una fortaleza. Tras cada combate, falta una miniatura de soldado más. Intenta descubrir por qué. Cuál es el mensaje real del juguete… para al final darle el visto bueno. No había nada malo con él. Era pedagogicamente perfecto. Vuelve por fin más relajado a casa donde sus hijos están como locos con un Monopoly ganimediano. Se une a la partida y cuando piensa que ha ganado sus hijos se ríen de él. El objetivo del juego era justamente el contrario: perderlo todo y librarse de las piezas más valiosas cuanto antes.

Que el epicentro de esta crisis es el sistema financiero del mundo anglófono creo que no ofrece dudas. Pero no se si han observado que los bancos más afectados de modo directo fuera de EEUU y GB son aquellos que se pensaban más internacionales y modernos por ser tributarios en mayor medida que otros de la cultura anglo en todas sus formas.

¿Qué hizo comprar a bancos tan serios y agresivos como Santander activos que no entendían sus propios analistas? ¿Por qué lo hicieron en mucha mayor medida que otros como el BBVA?

Mi impresión es que hay ciertos discursos que funcionan como el Monopoly de Ganímedes. Desde el que te dice que el español es un idioma importante porque crece entre los trabajadores no cualificados de EEUU (y no por lo que articula), a esa educación en el hype y el caso, que dan las escuelas de negocios madrileñas y sus pretendidos gurús, pasando por la irracional obamanía del progresismo que no parece entender que el POTUS está ahí para defender unos intereses nacionales concretos (frente a los del resto del mundo), no una ética universal.

¿No sería hora de revisarlos?

«Obama, la crisis y el Monopoly de Ganímedes» recibió 0 desde que se publicó el Martes 3 de Febrero de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.