LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Origen del Jabón…

Los orígenes del jabón son inciertos, la palabra jabón (sapone en italiano), según la leyenda se debe, del nombre del monte Sapo, situado en Roma. Hace siglos y según los rituales, era habitual practicar sacrificios de animales en lo alto de la montaña. A su vez, las mujeres de entonces acudían a la falda de la colina, regadas por las aguas del río Tíber, para lavar allí sus prendas. El río trasladaba hasta esa zona una sustancia formada por cenizas y grasas de animales que asociaron con la espuma y con los beneficios de la misma para lavar la colada. Incluso en la literatura en el siglo VI a.C, Homero narra en La Odisea cómo Naucasía, hija de Feacia, junto con sus sirvientas, pateaba en el agua del río la ropa sucia hasta dejarla completamente limpia. Así, a ese primer método detergente se le llamó “pie de doncella”.

Pero dejando al margen estos mitos y leyendas, y centrándonos ahora en la parte histórica, hay indicios de que ya en la antigua Babilonia se usaba el jabón, y que también los sumerios y los hebreos lo conocían. Así mismo, los egipcios lo utilizaron tanto para lavar la ropa como para fines medicinales. En el siglo I d.C , el naturalista e historiador romano Plinio, nos habla en sus escritos de un jabón blando conocido por los antiguos pueblos germanos, y otro jabón más duro utilizado por los galos. También en el siglo II d.C., el médico romano Galeno nos facilitó las primeras noticias sobre el empleo del jabón como medio curativo, así como para la fácil eliminación de la suciedad del cuerpo y de los vestidos.

En el norte de Francia, donde era más difícil producir aceite de oliva, los fabricantes recurrieron a las grasas animales, incluso recurrieron a los aceites de los pescados. Los jabones eran de mala calidad y sólo eran adecuados para el lavado de paños textiles y ropa.
En la Edad Media la gente no se bañaba a menudo. Aunque, había muchos baños públicos. Los nobles y los comerciantes ricos tenían sus propios baños privados con grandes tinas de madera y empleaban abundantemente las barras del jabón. En esta época el bañarse en los baños públicos cayó en desgracia debido a la promiscuidad y las enfermedades, estos eran cerrados porque las autoridades de entonces pensaban que los baños promovían la extensión de la plaga. La gente del Renacimiento no eran muy afectos a conservar el cuerpo limpio y preferían en cambio cubrir los olores con perfumes.

Sin embargo no debemos olvidar que la higiene personal fue y sigue siendo necesaria y sobre todo muy nombrada incluso en la biblia se habla de ello. Desde tiempos antiguos los baños formaban parte esencial de la vida , era casi una especie de ritual teniendo al agua como fuente de pureza, sin embargo, solían mezclarla con diversos aromas (aceites esenciales) provenientes de plantas y flores (rosa, sándalo, jazmín,romero, y la preferida lavanda).

La fórmula más antigua conocida del jabón, data aproximadamente del 2250 a.C., pero fue en el siglo VII y precisamente en la ciudad italiana de Savona (a la cual debe su nombre) donde se empezó a elaborar un jabón a base de aceite de oliva, que también se hacía en España y era conocido como “Jabón de Castilla”. La industria jabonera floreció en las ciudades costeras del Mediterráneo, favorecidas por la abundante presencia del aceite de oliva y la sosa natural, procedente de las cenizas de las algas marinas. En el siglo XV aparece también el conocido “Jabón de Marsella”, preparado con una mezcla de huesos (ricos en potasio) y grasas vegetales. En el siglo XVI el jabón era extremadamente caro, por lo que su uso no estaba muy difundido. Es por ellos que no fue realmente hasta el siglo XIX, cuando se expandió el uso del jabón a lo largo de Europa y el resto del mundo.

Hoy en día pareciera no perderse ese acto especial que significaban los baños y más aun los jabones.

«Origen del Jabón…» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 16 de Septiembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Mayra Rodríguez Singh.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.