LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Para quién trabajamos

Estamos en año de elecciones municipales. Parece que un eje de campaña será la teoría de las ciudades de la innovación y la tecnología. Políticos, periodistas y webmasters bien podrían aprender de Stefan Junestrand, un empresario de origen sueco afincado en España, que tiene claro para quién trabajamos o deberíamos trabajar los que desarrollamos tecnologías de la información. Él es el empresario del año de las Indias Electrónicas.

Mari Cruz y Jose Antonio viven en Valencia y tienen un sueño. Poder vivir como pareja una vida independiente. No es un problema de montescos y capuletos. La suya es una lucha por las libertades más básicas que comparten muchos españoles. Ella es invidente, él parapléjico. Y su lucha en la intimidad, la de todos aquellos que queremos que sea realidad en la España del 2002 aquello de que todos los hombres y mujeres nacen libres e iguales

Stefan Junestrand es un arquitecto amante del fútbol que vino a la Universidad Politécnica de Madrid como parte de sus estudios de doctorado. Hoy con su mujer, la también arquitecta, Inés Leal y su socio Daniel Vázquez, capitanea la empresa de domótica más inovadora de España.

Cuando Stefan conoció a Mari Cruz y José Antonio encontró también un proyecto en el que plasmar el sentido de su trabajo. Les propuso una solución domótica. Cuando el equipo de las Indias descubrimos el proyecto encontramos el mejor ejemplo de por qué desarrollo y progreso tecnológico no son sinónimos.

La discapacidad más dolorosa de nuestra sociedad está en pensar que la tecnología, que la domótica, hablan de máquinas, de aparatos, de automatismos, de ordenadores… Y no es así. nos cuenta Stefan, la tecnología habla precisamente de las herramientas que han de hacernos más libres en una comunidad más abierta. Una idea que le llevó a difundir un Manifiesto por una Tecnología para todos que presentará en el Primer Congreso Internacional de Tecnologías y Servicios Avanzados en Viviendas y Edificios, en lo que creemos será un interesantísimo hito de este 2003, declarado Año Europeo del Discapacitado.

Va por los periodicos

Pero el ejemplo del sector domótico no puede quedar ahí. La accesibilidad no es cuestión sólo de los espacios físicos en que nos desenvolvemos. El espacio virtual es, si cabe, más importante.

Hoy ni un sólo periódico español cumple las recomendaciones de accesibilidad del World Wide Web Consortium. Cuando ves webs como la de elpais.es, que si consigues verlas con Linux das gracias al cielo y que parecen hechas para llevar la contraria a todas las recomendaciones de accesibilidad descubres hasta que punto la cibercultura ha calado poco en los grupos mediáticos nos cuenta nuestra compañera Natalia Fernández.

Lo realmente paradójico es que está fuera de toda racionalidad económica. En regiones como Asturias, tenemos hasta un 16% de discapacitados reconocidos. Hacer webs perfectamente accesibles es mucho más sencillo y barato que cualquier virguería gráfica. Y el mercado está virgen. Tener en cuenta al público con discapacidades paga en número de visitas. En una reciente estimación descubrimos que alrededor de un 15% de los lectores de nuestras webs en XHTML estaba formado por personas con dificultades en la visión. El número se reduciá a menos de un 2% en nuestra única web convencional, que es paradójicamente (y por poco tiempo) SaludyTecnologia.com.

Sólo faltan voluntad y apertura de miras, nos asegura Javier Núñez, obligar a los invidentes a rastrear los periódicos en busca de las versiones para PDAs es una muestra de pura y simple falta de sensibilidad y conocimiento del público, sobre todo cuando estás cobrando cada vez más por el periódico en versión digital.

Stefan Junestrand y sus compañeros de Casadomo han realizado una interesante relectura de la actitud social de los que trabajamos en tecnologías de la información hacia los discapacitados. Ya no es una cuestión de solidaridad, algo que puede dejarse en manos del estado o las ONGs. Es una parte fundamental de la defensa de las libertades colectivas. Ellos hacen su parte. Nos invitan a unirnos en su compromiso. Nosotros les seguiremos.

«Para quién trabajamos» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 30 de Enero de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.