LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Poesía y nuevas tecnologías en el Instituto Internacional

Ayer acudí a la mesa redonda sobre “Poesía y nuevas tecnologías” celebrada en el Instituto Internacional de Madrid anunciada por ciberpunk.net . Hoy aparece, en La Matriz una nota de disculpa a los lectores por la convocatoria. Como decía, yo estaba allí y realmente lo que vimos en la parte final del acto fue desagradable. Después de una exposición redonda de David de Ugarte y de la interesante y acertada presentación de la entrañable Sofía González, le llegó el turno al artista polifacético, que se aprovechó de mala manera de ser invitado al acto para presentar la primera parte de un documental que está haciendo con sus colegas. Las nuevas tecnologías por lo tanto brillaban por su ausencia y lo que es poesía, no es que no hubiera, sino que cayó fulminada. Los responsables, a parte de ir de cultos por la vida por realizar un docu sobre Leopoldo María Panero, lo que hacen es utilizar a un hombre enfermo exponiendo públicamente sus entrañas y su sufrimiento en una suerte de circo macabro. Estos chicos, deben vivir tan profundamente sumidos en su arte que no saben cómo funciona un hospital psiquiátrico ni entienden lo que es una enfermedad mental. Yo tampoco lo sé, quizá nadie lo sepa y precisamente por eso el respeto ha de imponerse antes que ninguna otra cosa y que en ningún otro caso, porque lo que sí sabemos es que es algo terrible y que todavía más terribles son los resultados de los tratamientos psiquiátricos que muchas veces no tienen nada de médicos ni de humanos. Algo tan sencillo como la atención a un enfermo leve en un centro de salud mental de barrio se convierte en una pesadilla por la actitud de estos profesionales. No me sirve la excusa de la masificación de los centros y la falta de personal. Aunque tengas 2 escasos e inútiles minutos para cada paciente, eso no te impide mirarles a los ojos y tratarles con respeto. Una amiga mía, se quejó ante su psiquiatra en una de sus breves citas del trato recibido, la única respuesta que recibió de la doctora fue una subida de la dosis de tranquilizantes. Al estudiar las dosis recomendadas nos dimos cuenta de que la nueva cantidad correspondía a varones de al menos 60 kilos de peso. Mi amiga pesaba entonces 47 kilos. Creo que expedientar a esta señoera no sería suficiente. Si teneis o habeis tenido familiares o amigos con alguno de estos problemas sabreís que esto no es nada comparado con un hospital.
Como en la calle, a veces todo se conecta, como en la Red, esta mañana cuando salí de casa lo primero que vi fue un cartel que anunciaba una obra de teatro, Alguien voló sobre el nido del cuco, y cuando llegué al metro, el rostro del hombre que toca tan bien a Chopin en su Yamaha se parecía tanto al de Panero que se me saltaron las lágrimas al recordar lo que vi anoche. Si estos artistas quieren ser rompedores, originales y reivindicativos, hay muchas formas de hacerlo sin rebajarse y sin hacer daño. Que se dediquen a otra cosa y dejen en paz a Panero.

«Poesía y nuevas tecnologías en el Instituto Internacional» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 11 de Febrero de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.