LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Ya termina el verano

Para mí se terminó el verano, tanto el vacacional y como el estacional. Y no estoy ni malhumorada, ni deprimida, al contrario. El mundo recupera el movimiento, vuelve la actividad.

Ayer fue un día estupendo. La bajada de las temperaturas anuncia el fin del verano. Por primera vez en un montón de semanas despierto con frío, ¡qué sensación tan fabulosa! me quedo los 10 minutos más de rigor en la cama, pero esta vez para calentar. En la cocina hace frío, el suelo está helado, paso frío en la ducha, y frío camino de la oficina. Pero salgo contentísima y cantarina camino al trabajo. Y es que los primeros días de otoño y de primavera son mi época favorita. El resto del año me resulta un tanto monótono, un montón de frío, un montón de calor… Creo que necesito sentir cambio, aunque sea estacional para no apagarme, por eso ahora que lo siento llegar estoy contenta. Empiezo a imaginar todas las cosas que pasarán hasta final de año; bueno, imaginar es un decir, porque no tengo ni idea de lo que va a venir y seguramente no todo sea bueno, pero será lo suficiente para estar ocupados y sentir que las cosas se mueven a mi alrededor.

Además es casi un día de fiesta. José Andrés Torres Mora nos ha invitado a ir al Congreso y ese tipo de visitas me hace especial ilusión. De camino, David me recuerda que no puedo entrar por la puerta de los leones, a menos que haya un cambio de la dinastía Borbón a la dinastía Fernández, y vaya, eso de momento lo veo difícil. Igual debí estar más atenta en las visitas del Príncipe a las Cuencas, después de todo si el marco del enamoramiento fue el chapapote, hay bastante similitud entre el negro del petróleo y negro del carbón…. De todas formas, me siento más cómoda como ciudadana que como consorte.

Paseamos por la Galería de Presidentes, todos distintos, con trajes y miradas que muchas veces no tienen nada que ver con su época. Cada uno retratado por el mejor pintor o el más prestigioso en el momento. Cada rincón tiene su parte de historia, el despacho número 15, las escaleras que bajan al vestíbulo, la biblioteca… por fin llegamos al hemiciclo. Están de obras y faltan los sillones, pero en la pared luce orgullosa una pantalla con el logotipo de Windows. Están instalando los puestos de ordenadores para los parlamentarios. Hubiera sido muy simbólico que el sistema operativo fuera un sistema libre y abierto, como la sala.

Terminamos la visita en el Salón de los Pasos Perdidos, el día ha sido fabuloso, conversar con José Andres, un lujo. Muchas gracias por la invitación, por ser un guía maravilloso y bienvenido a la blogosfera.

«Ya termina el verano» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 7 de Septiembre de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.