LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Por qué deberías alegrarte del resultado del referéndum italiano

El frente narcisista y mesiánico que parece haberse apoderado de la opinión del «Corriere», «The Guardian», «el País» y tantos otros periódicos, debería darle una vuelta. Parece que en la dicotomía entre populistas y demócratas, los votantes les identificaron entre los primeros.

renzi-en-retirada

En el referéndum italiano el «no» ha triunfado en todas las franjas de edad menores de 54 años y en todas las grandes regiones; el «sí» solo ha sido mayoritario en tres provincias (Trentino, Emilia Romagna y la Toscana). La presunta división entre varones y mujeres, y entre personas con estudios superiores y personas con medios y básicos, ha sido completamente irrelevante en el resultado. Y si tenemos en cuenta el voto declarado solo los votantes del Partido Democrático, que lidera el primer ministro, parecen haber sido convencidos por sus argumentos.

mapa-referendum-italiaSi estudiamos la jugada del primer ministro, en realidad lo que se estaba planteando era un plebiscito bonapartista en toda regla: Renzi se presentaba a sí mismo como el único equilibrio posible entre las presiones de una Europa alemanizada alentada por unos misteriosos y malévolos «mercados», y las necesidades de las clases medias y populares. A cambio de la estabilidad que según él, solo él mismo aportaría, pedía nada más y nada menos que un cambio constitucional profundo: desmantelar el Senado. Para colmo de males, llegó al referéndum habiendo cambiado en el Congreso la ley electoral para garantizar a la lista más votada la mayoría absoluta.

Renzi, un primer ministro que llegó al poder en una conspiración de pasillo sin haber encabezado lista alguna, que ni siquiera es diputado, pretendía cambiar las reglas del juego democrático para ganar poderes de excepción. No le importó no contar con el apoyo de la mayoría de los partidos, ni siquiera dudó en fracturar el suyo. Contaba con el apoyo decidido, abrumador y machacón de prácticamente todos los medios de comunicación.

Pero no funcionó. La jugada, un verdadero golpe de mano, le salió mal. Bochornosamente mal. Los votantes no aceptaron lo que llevaba todo el camino de convertirse en un modelo de «democracia autoritaria». Y ahora la prensa oficialista europea está confundida. Le resulta difícil poner la derrota de Renzi en la misma saca del Brexit. Aunque lo intenta y preparó el camino durante meses. Massimo D’Alema, el líder histórico del centro izquierda y defensor del «no», se lo puso díficil. Y aun así, ahí siguen.

Pero los comunes deberíamos alegrarnos, no solo de lo que significa en términos directos el resultado, sino del fondo: los votantes italianos no se han dejado chantajear en nombre de la estabilidad. Después de meses con la cantinela de la «posverdad», diciéndonos que si los votantes no dicen lo que a ellos les gustaría es porque Internet es malísimo y aliena a las masas, el frente narcisista y mesiánico que parece haberse apoderado de la opinión del «Corriere», «The Guardian», «el País» y tantos otros periódicos, debería darle una vuelta. Parece que en la dicotomía entre populistas y demócratas, los votantes les identificaron entre los primeros.

«Por qué deberías alegrarte del resultado del referéndum italiano» recibió 4 desde que se publicó el martes 6 de diciembre de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. La verdad es que mientras lo contabas me ha recordado mucho a House of Cards, cuando dice algo como: (spoilers) «La democracia está sobrevalorada, nadie ha votado por mí nunca y aquí estoy jurando el cargo de presidente».
    Lástima que este resultado siente precedente para no reformar el senado en España, que sí necesita una vuelta de tuerca.

    • En realidad el italiano también… y todos, pero no porque estén mal los senados como están sino porque los congresos les pisan funciones al territorializar el voto con los distritos.

      Para mi la solución un senado como hoy es el congreso (donde el sistema electoral modula el resultado en función de intereses territoriales o quizás aun más radicalmente haciendo al municipio el distrito y considerando incluso la unipersonalidad) y un congreso donde todos los votos valieran exactamente igual, como en las europeas.

      • Circunscripción única no equivale a circunscripción unipersonal? O son muy parecidos, al final dan un resultado muy proporcional.
        Estoy de acuerdo en la solución, siempre y cuando no se mantengan las provincias como distrito, CCAA, municipio o cualquier otra forma, pero la teoría de provincias de dividir el mapa en partes territorialmente iguales no solo ya no funciona, si no que ha llevado el sistema de caciques hasta la actualidad.

        • Sí, el tema en realidad ahora sería ¿cúal es la escala en que las redes clientelares de los caciques pueden asegurar «feudos electorales»? ¿local? Desde luego ¿autonómica? También. Por eso el congreso debería ser 1 persona 1 voto igual y por tanto circunscripción única para todo el territorio, como las europeas. Y a lo mejor el Senado debería limitar sus competencias legislativas a aquello que en principio no despertara el afán de rentas de los caciques territoriales…

          Pero volviendo a Renzi… lo que ha intentado es la misma jugada que intentó sin éxito Evo Morales en Bolivia tras varios arrolladores triunfos electorales y en pleno crecimiento económico y de la cohesión, algo desconocido en un país que llevaba mucho tiempo soñando con salir del atraso.

          Es una ingeniería constitucional (inventada originalmente por los que ahora son Podemos, gran producto de exportación creado en Valencia, por cierto) que se había considerado hasta ahora el Rubicón del populismo. Y las mismas alarmas deberían haber saltado entre cierta prensa. Pero no. Lo cual les retrata y creo que no hay que olvidar.

          Lo bueno es que a los votantes si les saltaron las alarmas. Los votantes han parado los pies a esa «gran prensa» y esos «estadistas» que apostaban por el bonapartismo (y por tanto por un acelerón en la descomposición) como forma de mantener el estado de cosas.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.