LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El cooperatismo agrario basado en la consecución de escalas ha matado a los pequeños productores en todo el mundo. ¿Quién no recuerda Central Lechera Asturiana o Conaprole? Todas las centrales lecheras, en todos los continentes y tengan la forma empresarial que tengan, cuando llegan a cierto tamaño viven un proceso similar: para permitir la «financiarización» los incrementos de productividad han de orientarse a las «commodities», los productos homologables que pueden recibir inversiones de gran escala. El primer paso es llevar a los pequeños productores a inversiones cuantiosas para el tratamiento de la leche en el mismo establecimiento. Pero nunca basta, una vez alcanzada la productividad óptima a pequeña escala, los márgenes para atraer la comodificación sólo pueden salir de rebajar los precios por litro entregado por debajo del coste de producción. Los pequeños, mayoritarios, son condenados a la ruina y la mayor parte de los socios se ve obligada a dejar de producir. ¿Hay alternativas? Sí, simplemente no entrar en el juego de la gran escala, apostar por un mayor desarrollo de la productividad adaptando los servicios a la demanda y utilizando las nuevas escalas óptimas, más pequeñas, que la tecnología permite y no empeñándose en la gran escala sólo para satisfacer las necesidades del capital financiero.

«¿Por qué el cooperativismo lechero destruye a los ganaderos?» recibió 0 desde que se publicó el miércoles 30 de mayo de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.