LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Por qué las empresas son tan descarnadas?

Nunca las relaciones laborales fueron tan descarnadas como apuntan ahora en mitad de la crisis. Un trabajo (asalariado) parece ser exclusivamente un intercambio de tiempo por dinero. No hay proyecto, objetivo ni sensación de construcción común. Sólo un dinero, una tarea y un tiempo. Sólo que ese tiempo es la mayor parte del tiempo del día útil.

Siempre me llamó la atención que en el lenguaje de la izquierda y los sindicatos a aquellos representantes que se profesionalizaban más o menos temporalmente, dejando sus trabajos habituales se les llamara liberados. ¿Liberados de qué? Obvio: del trabajo asalariado. Y es cierto que trabajar en un partido o en la capa política del estado no deja de ser un empleo con un salario… pero es verdad que si hablas con los que los ejecutan, en comparación con las empresas de donde vienen por lo general se sienten liberados. La diferencia: en política, por definición, existen identidad, contextos y objetivos comunes. Trabajar tiene sentido, hacer genera significado.

Y sin duda es esto lo que busca la mayor parte de la gente que a distintos niveles se dedica profesionalmente a la política en todas sus variantes. Sin duda también es lo que ocurre en las cooperativas que cuajan y en general en las distintas formas de democracia económica.

¿Por qué? ¿Tan terribles son los empresarios que no se dan cuenta de que pueden hacer mucho más y mucho mejor? El problema seguramente -y estoy pensando en buenos amigos empresarios- es otro. Lo que la política da de suyo y hace difícil el éxito y la consolidación de cualquier coop, es precisamente la construcción previa de contextos.

Por muy abierta, democrática e inclusiva que sea cualquier organización humana, si los que la impulsan no forman comunidad, si no comparten unos contextos, conocimiento y sobre todo valores en común, se acabará convirtiendo indefectiblemente de proyecto en terreno de estrategias personales o de subgrupos.

Lo que falla es un sistema de selección de personal que oscila entre el nepotismo y la confianza en los conocidos y la selección por habilidades técnicas. En el segundo caso ya va implícita toda la sordidez del sistema: las personas como piezas indistinguibles e intercambiables, las personas despersonalizadas. En el primero se confunde el afecto o la cuadrilla, con el conocimiento que produce capacidad de innovación y proyecto común.

La gran pregunta al emprender no es el plan de negocio. La gran pregunta es junto a quién.

La gran pregunta al gestionar el crecimiento no es a quién seleccionar, sino cómo integrar.

«¿Por qué las empresas son tan descarnadas?» recibió 0 desde que se publicó el miércoles 10 de junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.