LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Por qué las gafas de pasta no aportan al PIB

¿Qué pasa cuando la crisis arrasa los barrios otrora cool y gentrifricados? Quien puede huye. Quien queda varado se pudre. Bienvenidos a la nueva bohemia, las antípodas de una vida interesante.

KKC-rigaLas gafas de pasta no aportan al PIB. Enténdámonos, una «clase creativa» productiva sí que lo hace y con ella inevitablemente aparece una cierta cuota de snobismo que también le da un punto a la ciudad. Pero no nos engañemos: la de verdad es cara. Lo vimos en la Barcelona del diseño de los 90 y en el Madrid del la burbuja puntocom. Cientos, miles de jóvenes con buenos salarios y pequeñas empresitas vendiendo como locas son toda una fuerza gentrificadora que transforma los barrios degradados del centro a costa de subir los precios de casi todo.

Pero cuando estalla la burbuja y quién puede huye, siempre quedan personas varadas, atadas al pasado, esperando esa otra oportunidad que no llega, viviendo de sablazos a la familia y al amigo colocado, de contratitos menores, de chapucillas electrónicas. La buhardillita que iba a ser un sacrificio temporal mientras se daba el salto se convierte de repente en una ilusoria Massada a defender. Son la nueva bohemia, idéntica en su endogamia descompuesta a la de los círculos artísticos del postromanticismo o, ya en el XX, a los grupos tóxicos de exiliados rusos que rumiaban lo que hubieran podido ser y no fueron de haberse congelado la Historia. Quimeras amargas.

Pueden conservar, eso si, las gafas de pasta, la tertulia y las pretensiones gourmet. Pero ahora tienen que acompañarlas con hamburguesas y salchichas. Sushi y cebiche quedan cada vez más fuera de su alcance. En vez de vestir para mostrar quienes no son ni quieren ser, visten para intentar parecer lo que no consiguieron llegar a ser.

Y así alcanzan su única trascendencia: manchar una estadística original, una variable de aproximación -el índice de gafas de pasta, bicis plegables y ropa alternativa– que parecía poder tener su gracia. Hojarasca en las antípodas de una vida interesante.

«Por qué las gafas de pasta no aportan al PIB» recibió 0 desde que se publicó el martes 26 de noviembre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.