LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Por qué le llaman innovación cuando quieren decir Toyota

Hacer lo mismo un poco mejor cada día, no es innovar.

James Bond ToyotaCualquier gestor de PYME en los últimos años habrá recibido ofertas diversas para implantar un sistema de calidad en su empresa con el que mejorar la gestión, realizar una planificación milimetrada, o automatizar los procesos de control. Toda esta gama de aplicaciones tiene su origen en Japón. Tras la II Guerra Mundial, y bajo la tutela de EE.UU., el país comienza la recuperación económica. Pero los estragos de una guerra prolongada sumada a los efectos catastróficos de las dos bombas nucleares, van a condicionar la reactivación industrial orientando su producción hacia los niveles más bajos de la cadena de valor.

Y sin embargo, hasta la década de los 60 Japón experimenta un crecimiento económico de tal magnitud que se conocerá como «el milagro japonés». A ello contribuyeron la desarticulación de los grandes «zaibatsu» que concentraban capacidad financiera y de producción, la prohibición de actuaciones monopolísticas en el mercado, la depreciación de la maquinaria industrial, y la adopción de técnicas foráneas. Como consecuencia, se produce una reorganización del tejido empresarial que se centra en la elaboración de productos específicos bajo una obsesión por la mejora continua.

Toyota corona sedan En el sector de la automoción, Toyota, una compañía familiar creada en los años 30 por Sakichi Toyoda, comienza a implementar un sistema de producción orientado a reducir las ineficiencias, poniendo énfasis en el ajuste de la fabricación a las necesidades del mercado para reducir el excedente y las compras de materiales, al tiempo que implementa un sistema de control de calidad que se ejecuta no sólo al final del proceso sino a todo lo largo del mismo. Cuando en 1966 sale al mercado el Toyota Corolla, la compañía ya se encuentra en condiciones de competir en serio frente a los fabricantes norteamericanos.

En EE.UU, el fenómeno Toyota llama la atención no sólo de la industria de la automoción, sino de los teóricos de los sistemas de gestión empresarial: ¿cómo era posible que en menos de 20 años una compañía pasara a situarse en semejantes niveles de calidad y competitividad?

¡Lean, lean!

Fábrica ToyotaEl Sistema de Producción de Toyota (TPS, por sus siglas en inglés), se basó en la mejora continua, siguiendo la máxima de su fundador de que «ninguna máquina o proceso llegará a un punto a partir del cual no se pueda seguir mejorando». Esta metodología se fundamentó en dos pilares: just in time y jikoda, concepto que hace referencia a no dejar pasar nunca un defecto a la siguiente operación. El resultado esperado es lo que se conoce como innovación incremental.

Toyota se convirtió en un auténtico competidor para los fabricantes de coches en EE.UU., pero también en un reto para los investigadores de las escuelas de negocios. A partir del análisis del modelo de producción de la empresa, el MIT plantea el modelo Lean, como vía de aumentar el rendimiento en procesos industriales involucrando a proveedores, empleados, clientes y accionistas. Una propuesta que busca recuperar la competitividad de las empresas estadounidenses frente a sus recientes competidores japoneses.

Modelo EFQMEl modelo Lean ha sido el padre de todos los sistemas de calidad, que desde EE.UU se expandieron y popularizaron tanto en Europa como en el resto del mundo bajo diferentes siglas que obedecían a pequeñas modificaciones en la definición o implementación en los procesos. Es el caso del EFQM.

Hoy es frecuente encontrar programas que con el soporte de instituciones públicas, incentivan la implementación de estos modelos en la PYME con el objetivo de mejorar su rendimiento, competitividad, y capacidad de innovación. Este tipo de sistemas se ajustan al dedillo al planteamiento de preguntas, establecimiento de diagnóstico, objetivos, líneas de acción y establecimiento de hitos de cumplimiento. Son lineales, responden a la causalidad, abren un futuro.

Pero en la mayoría de los casos, las empresas necesitan no un futuro, sino varios. Si en un planteamiento estratégico a cinco años el resultado final es el planeado, es que algo ha ido mal, ya que el conocimiento acumulado durante ese período de tiempo ha de influir en el rumbo de la empresa y por lo tanto abrir al menos otros caminos a explorar.

No todos los modelos sirven para todas las empresas, ni para conseguir lo mismo. En el caso de Toyota, el mismo sistema que le reportó un resultado espectacular en el mercado por su capacidad de mejora incremental, le condujo al fracaso en la Fórmula 1. Tras varias temporadas sin lograr alcanzar puestos relevantes, el equipo finalmente desapareció.

Sakichi ToyodaSakichi Toyoda patentó en 1891 una tejedora automática. Poco después viajó a EE.UU para valorar sus posibilidades como mercado. A su vuelta a Japón, decidió aparcar el telar y comenzar a trabajar en el desarrollo de un automóvil. Desde entonces, el único cambio significativo ha sido la mutación del apellido. Casi 80 años después, continúan fabricando el mismo producto. Han innovado en su sector y multiplicado su rendimiento productivo, el famoso sistema de producción Toyota, sin duda funciona.

Por esa misma época, en Kyoto, Fusajiro Yamauchi fundaba Nintendo. Desde aquellas primeras cartas a la última consola, ha llovido casi un siglo en el que no han dejado de elaborar nuevo producto. Su sistema poco tiene que ver con el de Toyota, sus resultados, tampoco, aunque su historia merece un nuevo post.

«Por qué le llaman innovación cuando quieren decir Toyota» recibió 1 desde que se publicó el viernes 28 de marzo de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] minimiza la deliberación, reduciéndola a un desarrollo a pie de página de los pasos de un procedimiento estándar que podría servir para hacer un programa o desarrollar un plan corporativo. Igual que el […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.