LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Por qué y cómo el conocimiento libre afecta a la cohesión social

Qué podemos hacer desde el conocimiento y el software libre por la cohesión social y la generación de empleo y cómo medir los resultados.

Calcular la inversión que requiere una economía para crear un puesto de trabajo parece una simple operación contable: basta con restar el coste de la inversión realizada en activos fijos (inmobiliario, maquinaria, etc.) y lo necesario para mantener la productividad de la inversión previa, de la inversión total que realiza una industria. Lógicamente varía en cada economía: en Argentina estamos hablando de más o menos medio millón de euros, mientras que en Perú de unos 25.000. Y por supuesto del tipo de negocio y el sector: cuanto más terciarizada esté una economía más barato resulta crear trabajo. En la península ibérica estaríamos entre los 200.000 euros de un puesto de trabajo en las nuevas estaciones pirenaicas de ski y los 571.000 -sólo en subvenciones- del sector de las renovables. Aunque por supuesto si se trata de medidas de choque, es decir, si nos conformamos con crear puestos de trabajo temporales, el coste puede bajar hasta los 20.000 euros en la construcción de obra pública.

Pero aún quedándonos en el sector manufacturero peninsular, fundamentalmente minifundista, hasta 2007 los datos nos contaban como las PYMEs:

en España se ocupan del 73% (con tendencia creciente en numero de empleos), mientras que en Portugal del 83% (con tendencia decreciente en numero de empleos). A nivel subsector, España tiene un saldo positivo en la creación de puestos de trabajo, por su parte los distintos subsectores de la manufactura en Portugal muestran una marcada destrucción de empleos tanto en PYMES como en grandes empresas. El tamaño promedio de la PYME manufacturera portuguesa es de 7 personas, mientras que en España después de varios periodos se ha mantenido en 9. Un elemento que parece influenciar el aumento en el tamaño de la firma es el volumen de negocios promedio.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) daba en 2006 datos aún más potentes: según esta organización el 89% del total del empleo generado en España lo crean las empresas de menos de 20 trabajadores, porcentaje similar a la de Portugal (89,4%) y Francia (89,2%). No es un fenómeno exclusivamente mediterráneo, en Gran Bretaña el 65% de los nuevos puestos de trabajo creados de media cada año entre 1997 y 2008 emergieron en empresas de menos de 100 trabajadores.Segun Eurostat un 99,8% de los negocios no financieros en la Europa de los 27 en 2006 eran pymes, empleaban a dos tercios de la fuerza laboral (67,4%) y generaban el 57,7% del total del valor añadido, demostrando una mayor competitividad en el sector servicios.

¿Podemos incidir en la creación de empleo sin contar con un presupuesto comparable al de los estados?

Los datos parecen indicar que reforzar la capacidad de las pequeñas empresas para crear empleo depende fundamentalmente de tres factores:

  1. Colaboración e integración: según un estudio latinoamericano cuanto más cooperen entre si y relaciones sectoriales establezcan más posibilidades de creación de empleo tendrán.
  2. Espacio de mercado: cuanto más extendida esté en el mercado (sobre todo si se internacionaliza) más fácilmente creará empleo. Los datos muestran una correlación para las pequeñas empresas manufactureras peninsulares casi lineal en los primeros estadios y más dispersa conforme crecen.
  3. Grado de terciarización: cuanto más cercana a los servicios esté una empresa mayor es su productividad y más barata será la inversión generadora de empleo.

Es decir, si creamos herramientas de software libre que faciliten la cooperación interempresarial, el acceso a nuevos mercados y la incorporación de servicios al producto final, estaremos empoderando a las PYMEs con lo que necesitan para crear empleo estable.

Pero ¿cómo se mide el éxito? ¿En millones de puestos de trabajo creados? ¿En centenares de miles? ¿En tasas de rentabilidad social?

Cuestión de alcance

La creación de herramientas es una forma de empaquetar protocolos, procedimientos de trabajo y organización que resumen un cierto conocimiento sobre la forma de organización técnica de la producción y su comercialización. Liberar el software es una forma de extender el conocimiento reduciendo su coste de adquisión y sobre todo de asimilación.

Para evaluar en qué medida el desarrollo y promoción de libresoftware empresarial orientado a la PYME es una inversión rentable para la creación de cohesión social deberíamos tomar el efecto en el empleo del uso de una herramienta o conjunto de herramientas y comparar lo que nos costó generar esa herramienta y extender su uso con el coste medio de generación de un puesto de trabajo en esa economía sectorial.

Por ejemplo, sabemos que un incremento de ventas del 5% podría hacernos esperar un incremento en el empleo estable en pequeñas empresas manufactureras de aproximadamente el 3%. Vayamos a lo pequeño: un centenar de microempresas de 10 trabajadores (1000 puestos de trabajo) crearía unos 30 nuevos puestos de trabajo. El coste medio de la inversión alternativa para crear esos mismos puestos de trabajo estables en ese sector sería de unos seis millones de euros.

¿Podemos hacer un software cuyo uso ayude al menos a 100 microempresas a aumentar su facturación en un 5% en el primer año de adopción por vía acceso a nuevos mercados e intercooperación? ¿Cuanto nos cuesta desarrollarlo y enseñarles a usarlo? Si la respuesta es “una fracción de esos seis millones de euros” tenemos un buen argumento para pedirle a las grandes empresas que dediquen una parte de su RSC a la generación de herramientas libres y a las organizaciones empresariales que nos faciliten el acceso a sus socios…

Dicho en argumentos de venta: si por 500.000€ somos capaces de hacer una herramienta que ayude a facturar un 5% más a 100 microempresas habremos reducido en 12 veces el capital necesario para tener un impacto social de la misma magnitud en términos de creación de empleo estable.

El libresoftware es de una rentabilidad social apabullante. Y lo sería aunque sólo sirviera a las 100 microempresas que tuviésemos más a mano…

«Por qué y cómo el conocimiento libre afecta a la cohesión social» recibió 0 desde que se publicó el martes 5 de octubre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.