LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Quaero o todo lo que Internet nos puede enseñar sobre la crisis griega

Quaero y los millones tirados por la UE en alimentar a los oligopolios tecnológicos europeos, con los estados alemán y francés a la cabeza, son sólo la punta de un iceberg cuajado por los mismos que ahora señalan a los políticos griegos.

Logo de QuaeroPretendía ser un buscador «más allá de Google» según una directiva de Thompson allá por 2006. Sus colegas de Siemens, France Telecom y Deutsche Telekom no iban a la zaga en la grandilocuencia de los mensajes. Y ni hablemos de los entonces presidentes Chirac y Schröder. Las siglas alrededor del proyecto crecían tan rápido como las subvenciones: hasta 24 marcas recoge la entrada de Wikipedia. En enero de 2006 ningún medio discutía que menos de un mes después llegara a tener 4000 millones de páginas indexadas.

Si no bastaban los casi 300 millones de subvenciones directas francesas y el aporte alemán, se añadieron en 2008 99 millones de euros más en ayudas directas de la UE… más una cantidad indeterminada en indirectas, contratos y gastos varios de los estados. ¿Caro? Daba igual, el esfuerzo habría con seguridad de poner «las cosas en su sitio». Google por fin iba a tener una respuesta europea. Era una cuestión de ingeniería y capital estatal. Y tiempo. Mucho tiempo.

Tanto que siete años después la página de Quaero nos muestra que todo fue una gran broma pesada. Cara, muy cara. E inutil. Para diciembre de 2006 el ministerio de Economía alemán ya estaba llevándose sus fondos a Theseus, un programa de investigación destinado a fundamentar un buscador sintáctico. Fue menos jaleado pero igualmente infructuoso. Hasta las páginas de la UE siguen usando Google.

Ahora, ante el desgarrador espectáculo de la crisis griega, Tyler Cowen y Angela Merkel pueden hacer coros sobre la irresponsabilidad de los políticos griegos, pero no debemos olvidar que los grandes cazadores de rentas en los fondos europeos fueron las grandes empresas tecnológicas, aeroespaciales y militares francesas y alemanas… con sus gobiernos a la cabeza, Los demás jugaban al mismo juego de buscadores de rentas, claro, pero en escalas menores. Basta leer los informes anuales del grupo Telefónica, por ejemplo, donde nos cuentan como ya «durante 2004, Telefónica I+D participó en 56 proyectos europeos, con una dedicación equivalente a 225 personas en el periodo 2004-2006 y una subvención de la UE en ese periodo de 16.000.000€». O las páginas autopromocionales de Indra.

Y es que Quaero no ha sido el único caso. Y de hecho seguramente ha sido de los de menor monto. ¿Recuerdan Galileo? ¿Recuerdan los «triunfos» europeos del lobby de la propiedad intelectual con farmaceúticas y grupos audivisuales a la cabeza?. La última década ha sido una fiesta en la que proyectos innecesarios o incluso infructuosos como Quaero repartían miles de millones de euros entre los «campeones» tecnológicos mimados por los estados.

Y si las grandes empresas expúblicas españolas e italianas,que parecían tan poco necesitadas de incentivos dada su situación de privilegio en los presupuestos públicos, obtenían cuantiosas ayudas, los estados francés y alemán eran los primeros en «barrer para casa» con los fondos europeos y diseñar las reglas de una UE calada hasta la médula por el capitalismo de amigotes corporativo.

Conviene recordarlo para no perder la perspectiva, no vaya a caer nadie en la trampa de una UE virtuosa… que nunca existió.

«Quaero o todo lo que Internet nos puede enseñar sobre la crisis griega» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 19 de Febrero de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.