LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Quién construye los grandes personajes?

La historia siempre reconoce a los hombres y proezas que generan y generaron grandes cambios en la historia. Pero muy pocas veces se le da crédito al maestro, pieza clave, que dibuja esos cambios.

AlexanderEn 1769 en una noble casa prusiana nace uno de los personajes de la historia que más contribuyó al conocimiento de nuevos continentes. Sus proezas no tuvieron limites y como bien le describió una vez Simón Bolívar:

Descubridor científico del Nuevo Mundo cuyo estudio ha dado a América algo mejor que todos los Conquistadores juntos

Y es que Alexander Von Humboldt es conocido por sus inmensas aportaciones en diferentes ramas que su curiosidad y determinación le impulsaron a investigar, convirtiéndolo en el gran explorador de América.

Alexander, a través de sus escritos y entusiasmo, registró con todo lujo de detalles el nuevo mundo. Pero también en ese nuevo mundo dejó el conocimiento de Europa. Fue hombre dispuesto a aprender y enseñar, pues comprendía que el conocimiento estaba más allá de la Universidad. Graduado como ingeniero en minas, Alexander inventó una serie de dispositivos de seguridad y al querer mejorar los equipos se dio cuenta que en realidad los mineros no sabían de geología ni de las ciencias esenciales que le permitían realizar su trabajo de una manera más segura. Como todo hacker decidió ir más allá, fundó una escuela especial para mineros a la que llamó «Real Escuela Libre de Minería», que por supuesto no contaba con la aprobación oficial y sostuvo de su propio bolsillo.

Su pasión por la ingeniería lo hizo un gran amante de las grandes obras y así lo refleja en el capítulo 2 de su Ensayo político sobre el reino de la Nueva España, en donde describe por lo menos unos nueve sitios posibles para la construcción de un canal del Atlántico al Pacífico (uno de estos sitios, vio la luz 100 años después, en el Canal de Panamá).

Pero no solo dejó sus conocimientos en el campo de la ingeniería. Los mapas físicos de sus viajes por América son una biblia, considerandose los primeros pasos de la Cartografía moderna. Un ejemplo del frikismo de Alexander, es el mapa del Casiquiare, un río que se encuentra en lo que hoy se conoce como el Estado Amazonas en Venezuela y que se creía un mito. Este río es el mayor río conector de dos grandes sistemas como lo son la cuenca del río Amazonas y del Orinoco. La dirección del agua habitualmente es Orinoco-Amazonas, pero cuando este último baja más crecido, el flujo es a la inversa. Este mapa incluye las formaciones vegetales, las fechas de su itinerario y los puntos en donde hizo observaciones astronómicas. Así Alexander trazó por primera vez las líneas isotermas y dio origen a lo que conocemos como los mapas climáticos.

Alexander no solo fue un niño de la nobleza empeñado en viajar. A los 21 años estando en París cuando se celebraba el primer aniversario de la Revolución Francesa, antes de que los jacobinos tomaran el poder, pensó que los principios de la Revolución Americana habían alcanzado a Europa y le dijo a Georg Forster, su compañero de viaje:

Se acerca la hora en que la gente apreciará la valía de un hombre, no por el rango que tenga, o por su cuna, o por la causalidad, ni por su poder o riqueza, sino sólo por su virtud y sabiduría

Hoy en día Alexander es considerado como uno de los últimos grandes ilustrados, con una vasta cultura enciclopédica, cuya obra atravesaba campos tan dispares como los de las ciencias naturales, la geografía, la geología y la física. La historia, obra y travesías de Alexander dan pie a una serie que dibuja lo que América significó para Europa. Pero sobre todo como Europa construyó a América.

La casa de los intelectuales

mendelssohnSi se escribiera sobre los amigos de Alexander seguramente se descubriría en su historia mucho más que un empeño individual. Su espíritu liberal fue resultado de la influencia de su amigo Georg Forster, jacobino alemán y protagonista de la efímera república de Maguncia. Su compañero de viajes a América fue el reconocido Aimé Bonpland, botánico y médico francés.

En sus expediciones al nuevo continente conoció a Andrés Bello, uno de los principales maestros de Simón Bolívar, a quién también conocería más tarde. Alexander también formaba parte del circulo de amigos íntimos de Friedrich Schiller y Johann Wolfgang von Goethe.

Desde muy joven Alexander recibió una educación privilegiada de manos de Gottlieb Johann Christian Kunth, quien coordinaba y planificaba su educación, además de supervisar a los diferentes profesores. Fue Kunth quien en complicidad con E.G. Fisher, su profesor de matemáticas, pondría a Alexander dentro del circulo de los intelectuales de la época y el que sería uno de sus mejores amigos Moisés Mendelssohn.

Si se quisiera reducir la esfera de influencias de Alexander, sin duda su gran referencia fue Moisés, quien al igual que Kunth marcó la vida de Alexander a través de amigos y maestros. De Hecho los centros de la vida intelectual de Berlín en 1783 eran la casa de Moisés Mendelssohn y el salón que dirigía el destacado físico Marcus Herz y su esposa, Henriette.

Gracias a ellos, Alexander se convirtió en un defensor del método científico y filosófico de Leibniz (en contra de los antileibnizianos promovidos por la «Ilustración», Voltaire y Newton), sello característico de la colaboración continuada de Mendelssohn y Lessing en el período de 1750–1780.

La familia Mendelssohn fue como una especie de red de seguridad financiera para Alexander durante toda su vida. La dedicación a sus viajes y publicación de sus obras fue consumiendo su herencia. En 1799, cuando Alexander se encontraba en España tras haber, por fin, conseguido permiso para su viaje a Sudamérica, sus arreglos bancarios habituales se vinieron abajo, y sólo una contribución de último minuto de la familia Mendelssohn permitió su partida. Tras su regreso a Berlín en 1827, Alexander vivía en un departamento en la Oranienburger Strasse, el dueño decidió vender el edificio, y en secreto, la familia Mendelssohn compró el edificio e hizo arreglos para que Alexander viviera el resto de su vida en el departamento sin aumentos en la renta.

La historia siempre reconoce a los hombres y proezas que generan y generaron grandes cambios en la historia. Pero muy pocas veces se le da crédito al maestro, pieza clave, que dibuja esos cambios. Moisés fue esa pieza en la vida de Alexander.

«¿Quién construye los grandes personajes?» recibió 2 desde que se publicó el jueves 8 de mayo de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Mayra Rodríguez Singh.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.